SOCIEDAD

Un problema de cultura, de sexualidad y de poder

Así entienden los especialistas debe ser el abordaje de los
casos de abuso infantil. Mañana es el día mundial de la
prevención de esta problemática. Actividades en Rosario.

 Por Sonia Tessa

¿Sabías que una de cada 4 niñas y uno de cada 9 niños serán abusados sexualmente antes de cumplir sus 18 años? La pregunta interpelará a quienes transiten el martes, desde las 10, por la plaza 25 de mayo, en el marco de la actividad "Así soy yo", que realizará el Area de la Niñez de la Municipalidad. Al mismo tiempo que los chicos elaboren sus mensajes para que los adultos los escuchen, un grupo de organizaciones no gubernamentales volverá a apostar -como lo hizo en los últimos 10 años- a sensibilizar y concientizar sobre el abuso sexual infantil. Mañana se conmemora el día mundial de prevención de esta problemática.

Para la psicóloga Liliana Pauluzzi, de Casa de la Mujer, que tiene una extensa y comprometida trayectoria en el tema, la clave para abordar el abuso sexual está muy clara en el informe "10 puntos de aprendizaje esenciales", que elaboró Save the Children. "Para esta organización internacional, se trata de un problema de cultura, sexualidad y poder. Este enfoque permite un abordaje", afirma la especialista. El informe, que lee entusiasmada, apunta: "Los gobiernos son cautos en lo que respecta a interferir en la vida privada de los ciudadanos y, a veces, prefieren mantener las costumbres tradicionales y hacer caso omiso de los derechos de la niñez abusada". Las conclusiones surgen de un trabajo con niños y niñas de Canadá, Colombia, Brasil, Nicaragua, Siria, Sudáfrica, Mozambique, Ruanda, Uganda, Bangladesh, Nepal, España y Rumania.

Aunque saben que hay una mayor difusión de la problemática, tanto Liliana Pauluzzi como Mary Suárez lleva 23 años trabajando en el barrio Ludueña Norte, en la ONG Desde el Pie alertan sobre el backlage, que es la reacción ante las denuncias de abuso. "Vemos con mucha preocupación que muchos juzgados en Rosario trabajan sobre el paradigma del Síndrome de Alienación Parental (SAP). Como dice el especialista Jorge Garaventa, se trata de un mamarracho teórico pero de una aplicación no explícita en la mayoría de los expedientes sobre abuso sexual infantil", indicó esta docente y licenciada en pedagogía social, que participó a principios de mes del Congreso Internacional sobre Violencia, Maltrato y Abuso en Buenos Aires.

¿Qué es el Síndrome de Alienación Parental? Se trata de una teoría según la cual, existe un "abuso de las denuncias de abuso" a partir de la manipulación de uno de los integrantes de la familia (casi siempre la madre) para que el niño relate situaciones que no sucedieron. Para quienes desarrollan un trabajo comprometido, y sostenido en el tiempo, con víctimas de abuso, tal situación no existe. "Ningún niño o niña puede describir el gusto del semen si no fue abusado en una relación bucogenital", apunta Suárez.

Sin embargo, en muchos casos de abuso los jueces ponen el acento en echar la culpa a la madre por sus actitudes protectivas, antes que garantizar los derechos del niño. Y muchas víctimas son obligadas a revincularse con el abusador. "Para nosotros, el abuso sexual infantil es un punto de inflexión, de no retorno. Y denunciamos que obliguen a las víctimas a relacionarse con el agresor porque es una situación muy dañina para su subjetividad. Es como reconciliarse con (Jorge Rafael) Videla", puntualizó la integrante de la ONG.

El daño que el abuso sexual infantil causa a la víctima es calificado por la psicóloga rosarina Bettina Calvi, especializada en el tema, como un "arrasamiento subjetivo". "Si la persona que tiene que proteger, brindar el espacio para el desarrollo afectivo del niño, darle garantías, lo violenta, le provoca un enorme daño", afirmó Suárez. Y por eso, desde el trabajo específico de acompañamiento de situaciones particulares que desarrolla Desde el Pie plantean la necesidad de "una enmienda del cuarto mandamiento". Consideran que la ley divina debiera decir "honrarás a tu padre y a tu madre, si se lo merecen".

Es que existe en el imaginario social una "sacralización de la familia". "Hay gente que prioriza el vínculo biológico. Y nosotros planteamos que, cuando la familia te daña, hay que pensar en una relación saludable. Si el padre que debería proteger a sus hijos lo maltrata, lo abusa, y le provoca daños muy difíciles de reparar, hay que pensar en otras soluciones", opinó Suárez, quien señaló que en los Tribunales existe una tendencia a desoír a los niños, y con eso, provocar una doble victimización. "Los jueces no entienden a niños y niñas como Sujetos de Derecho, no habilitan su palabra. Y además, hay intereses muy importantes en este tema, como la organización Gapadeshi", afirmó.

Por eso, el eje del trabajo en educación sexual, y derechos sexuales y reproductivos que realiza la ONG es el derecho de niños y niñas a una vida de respeto, de goce de una sexualidad plena. "Apostamos a que los chicos se apropien de su cuerpo, que es su territorio. Para eso, hay que trabajar sobre su autoestima, sobre la importancia de que los escuchen, de que sean considerados Sujetos de Derecho", enumeró Suárez. El trabajo que desarrollan es ciclópeo, ya que la asimetría de poder es el rasgo determinante en el abuso sexual infantil. Y ella sabe que nunca pelea de igual a igual, sino con un "abismo de diferencia" con sus oponentes.

Compartir: 

Twitter
 

"El abuso sexual infantil constituye un punto de no retorno". Las tareas pendientes que la justicia tiene en la problemática.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared