CULTURA / ESPECTáCULOS › MARATHON, EL NUEVO PROYECTO DEL GRUPO DE RITA CORTESSE.

En busca del premio imaginario

"Apela mucho a la metáfora, porque es una maratón de milonga donde la gente baila por el techo y la comida. Y donde el premio, imaginario, es la muerte", explicó Cortese. La obra se pone en La Comedia los sábados y domingos.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Estrenado anoche en la sala municipal de Mitre y cortada Ricardone, Marathon es el nuevo proyecto gestado desde el Gimnasio Espacio de Investigación y Entrenamiento Actoral dirigido por Rita Cortese. Escrita por Ricardo Monti en 1980, la obra cuenta con la dirección de Federido Piazza, y ofrecerá media docena de funciones en La Comedia, los sábados y domingos a las 21.30.

Protagonizada por Juan Nemirovsky, Mirta Maurizi, Florencia Crende, Matías Tamburri, Inés Plebani, Fabián Fiori, Agustina Rudi, Gabriel Marinucci, Alejandra Núñez, Diego Ullúa, Marcela Sartini, Manuel Baella, Franco Perozzi y Estefania Bruno, Marathon presenta a seis parejas en un accionar constante en busca de un premio imaginario.

"La obra fue escrita en el 80 y nosotros la estrenamos en plena dictadura. Apela mucho a la metáfora, porque es una maratón de milonga donde la gente baila por el techo y la comida. Y donde el premio, imaginario, es la muerte", explicó Cortese a Rosario/12, y agregó: "Además hay cuatro mitos puestos en el transcurso de la pieza, y que tienen que ver con un análisis de por qué Latinoamérica está como está, qué es lo que pasa con América. En este momento tan reivindicativo para los argentinos y latinoamericanos es una obra que toca varios puntos. Por un lado, el filosófico sobre la vida y la muerte. Por otra parte, lo ideológico en relación con el poder. En general es uno el que otorga y genera el poder. El poder es generado y creado por uno. El estado de necesidad nos hace generar determinados poderes que después nos achican. Es una obra de una envergadura muy importante".

Esta versión 2011 del texto de Monti fue producida íntegramente por el Gimnasio, y cuenta con la dirección de Piazza, docente del espacio de investigación y que aquí plasma su segunda experiencia como conductor, siempre bajo la mirada de Cortese, que ha logrado darle solidez a un proyecto que le apunta a la profesionalización del teatro en la ciudad, en todas sus áreas. "Detrás de Marathon, entre escenografía, luces, vestuario y actores hay veintipico de personas trabajando. Desde el Gimnasio tratamos de profesionalizar el teatro en Rosario. Siempre produciendo, y con una producción en la que participen todos los gremios: luces, sonido, escenografía. Hay un equipo de prensa que también es del Gimnasio. El objetivo es tratar que el actor rosarino pueda ganar su dinero, que no trabaje gratis", manifestó Cortese.

Sin embargo, la actriz y directora es consciente de que no es ésa una tarea sencilla: "Creo que hay una realidad que le va a costar mucho a los chicos de Rosario modificar. Porque al público rosarino le cuesta ir a ver teatro rosarino, pero sí va a ver teatro de Buenos Aires. Esa es una manera de expulsar a los artistas de su terruño, de esa ciudad maravillosa que es Rosario. Lo que nosotros hacemos entonces es un trabajo federal, es apoyar al teatro de la ciudad en todas sus áreas".

Aquellos que participan del Gimnasio comprueban que esa realidad no es inmodificable. Y para este nuevo trabajo, además, se convocaron a artistas que permitieran completar el elenco según el requerimiento del texto. "Hemos convocado a actores que no pertenecen al espacio, porque no nos alcanzaban los actores que dieran con la edad de los personajes (Nemirovsky, Fiori, Tamburri). Es un elenco de 14 actores, es un equipo muy grande, y la interacción entre los actores del Gimnasio con aquellos que convocamos fue fantástica. Ellos también están muy contentos, son actores profesionales de Rosario. Es gente de teatro y se han adaptado muy bien", reconoció Cortese.

En ese marco, la polifacética artista bonaerense (que ganó un Martín Fierro por su actuación en El Sodero de mi vida y un Carlos Gardel por su disco de tango El amor, ese loco berretín) destacó el contexto de producción al que le apuntan en el Gimnasio: "Los actores están muy contentos, porque el actor va al Gimnasio a actuar. Ni siquiera se lleva la ropa a su casa. Digo estas cosas porque cuando estrené Marathon en Buenos Aires, en el 80, trabajaba llevando la ropa a mi casa para lavarla, ensayábamos y actuábamos y no se ganaba un peso. Pero de todas maneras creo que hay que lograr un punto medio. Ni es trabajar gratis ni es hablar solamente de plata, como pasa en algunos espacios en Buenos Aires. Hay que lograr un punto medio porque sino no se forman los escenógrafos, los vestuaristas, los maquilladores, que son oficios que se van perdiendo si no se entrena, si no se trabaja. Estoy muy orgullosa con el espacio que generé en Rosario, me da mucha felicidad".

Compartir: 

Twitter
 

La obra fue escrita en 1980 y esta vesrión cuenta con la dirección de Federido Piazza.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.