CORREO

Alto Verde

Soy una docente de la Escuela Nº 95 "Simón de Iriondo" de Alto Verde. Decidí escribir porque me resultó indignante la crítica realizada a los docentes de la Escuela Nº 95 por el Jefe de la Unidad Regional I de Policía, comisario Juan Faustino Ruiz. El cuerpo de policías no manifiesta ninguna clase de interés en llegar a los niños de la escuela ni de prevenir para su seguridad qué hacer en los casos de tiroteos y violencia tan tristemente normales que suceden habitualmente en el barrio y a cualquier hora del día. Y dando fe de esto que estoy diciendo vemos que el asesinato Nº 70 de nuestra ciudad en lo que va del año sucedió a metros de la Escuela durante el turno de la tarde mientras los niños se encontraban en clases. Volviendo al motivo por el cual les escribo, quería comentar un hecho puntual que sucedió en el establecimiento y pone de manifiesto cuál es la actitud reinante en la mayoría de los casos en el barrio. La única vez que supe que un personal policial pasó por la puerta de la escuela patrullando, fue en una ocasión en la que ingresó porque alumnos de 9 años, de un cuarto grado, le gritaron insultos y "cargadas" por una ventana que da al exterior, a lo que el uniformado reaccionó ingresando directamente a la escuela y al grado en cuestión para "reprenderlos", con total actitud amenazante, un arma larga en sus manos y evidentemente desencajado y enojado con los alumnos. No justifico a los niños, pero me parece inaceptable el proceder del oficial. El intento de un diálogo con él resultó imposible, ya que no escuchaba razones e inclusive nos sentimos intimados con su actitud violenta, y decidimos no enfrentarlo ya que un diálogo civilizado y adulto con hombre armado con una escopeta y en obvio desequilibrio emocional es imposible. Todo esto nos llevó a indagar entre los niños y darnos cuenta el creciente grado de violencia cotidiano con el que conviven los niños, háblese por parte de los delincuentes o de la seguridad. Ahora me pregunto: ¿Con esa actitud van a llegar a los alumnos? ¿Ellos con esa autoridad van a venir a desestimar nuestro pobre esfuerzo por proteger a los niños de su entorno? ¿O es que se sienten ridiculizados porque nosotros desde nuestro lugar buscamos un triste paliativo ante la inoperancia de quienes deberían ofrecernos seguridad? Lo que trascendió tanto en los medios y escandalizó a los señores oficiales no es nada nuevo entre nosotros. Son los mismos alumnos quienes hace ya tiempo nos dejaron saber sus miedos e inquietudes; sólo le ofrecimos un poco de información, informándonos a la vez nosotros, padres y docentes, pues también somos potenciales víctimas de criminales y policías. Es por esto que me dirijo a ustedes para manifestar mi hondo repudio ante los dichos del oficial frente a la prensa respecto a nuestro accionar.

Mara Muiz

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.