CIUDAD › PROCESADA POR LA TENTATIVA

El delito de elegir

Luego que anteayer la policía de Rosario evitara un aborto clandestino en una peluquería de Empalme Graneros, la mujer de 42 años que asistió al lugar para interrumpir su embarazo quedó procesada. "Está vinculada a la causa", indicó Guillermo Morgan, comisario de Investigaciones de la Unidad Regional II, a Rosario/12. Por su parte, Susana Chiarotti, de la organización Insgenar, que forma parte de la Red de Mujeres Autoconvocadas Rosario (MAR), aseguró que "se le dará el apoyo necesario, porque en este momento no es dueña de su cuerpo, y eso es un derecho. Está funcionando como una incubadora". En tanto, la Justicia liberó al dueño y al empleado del local en el que anteayer se realizó una allanamiento tras denuncias anónimas recibidas el año pasado. En el marco de la judicialización del caso, Morgan no especificó si los implicados tenían antecedentes penales o no. La investigación está a cargo del Juzgado de Instrucción 7º.

La investigación que llevó al allanamiento de anteayer había comenzado a mediados de 2010, a cargo del juez de Instrucción Juan Andrés Donnola, quien ayer señaló en diálogo con LT8 que "en plena feria se habían dispuesto las medidas para seguir trabajando en el tema. Luego que meses atrás recibimos una denuncia anónima de que en el lugar se realizaba este tipo de prácticas".

Personal policial llegó anteayer después del mediodía a una peluquería de Provincias Unidas y Juan José Paso. La mujer, de 42 años y con tres meses de gestación en su vientre, ya tenía el suero inyectado en las venas cuando la policía irrumpió con el allanamiento. Según se indicó, la mujer fue atendida por personal del Sies y se encontraba en buen estado de salud. Tanto el peluquero, de unos 40 años, como su ayudante, un ciudadano brasilero de 26, fueron inmediatamente detenidos, aunque horas después de la primera indagatoria, quedaron en libertad. "Están procesados y la causa continuará su curso después de la feria judicial", dijo Morgan ayer.

Tras saber que la mujer, de quien no trascendió la identidad, había quedado procesada, tanto como los otros dos implicados, Chiarotti manifestó su indignación. "Seguramente esta mujer tiene una familia de la cual es responsable, y le vamos a dar todo el apoyo que necesite en la defensa". Y agregó: "Es una brutalidad: una maternidad forzada. Es como tener a una mujer cumpliendo las funciones de una máquina incubadora. Tenemos un estereotipo discriminatorio que ya algunas cortes constitucionales de otros países han marcado, y en el nuestro está pendiente resolver el tema de legalizar el aborto para que justamente la maternidad sea voluntaria".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.