CIUDAD › EN RESPUESTA A NO TRATAMIENTO DEL AUMENTO DE TARIFA EN COMISIóN

Paro de taxis para presionar a ediles

Una vez que se conoció la decisión de los concejales de postergar el tratamiento hasta hoy, los peones de taxis y remises decretaron un paro de actividades desde las 12 de ayer hasta las 6 de hoy. Críticas del intendente Lifschitz.

La decisión tomada ayer por los integrantes de la comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal de pasar a un cuarto intermedio hasta hoy en el tratamiento del aumento de la tarifa de taxis, que provocó la realización de un paro de choferes de taxis y remises por 18 horas, molestó al intendente Miguel Lifschitz. "Sólo quieren tomar medidas simpáticas con el electorado pero también hay que resolver los problemas, poner la cara y tomar decisiones", disparó el titular del Palacio de los Leones al ser consultado por el pedido de informes solicitado por los concejales justicialistas, quienes objetan algunos puntos del estudio de costos enviado por el Ejecutivo y la jornada laboral de 12 horas de los tacheros. "Es indispensable modificar la tarifa por el acuerdo paritario del sector, para hacer efectivo el aumento del salario de los peones. Si el Concejo me delega la facultad, no tengo problemas en resolver la situación", desafió Lifschitz. En este marco, la concejala del Frente para la Victoria, Norma López, dijo que "no es cierto" que ellos no hayan dado los debates. "Hemos pedido desde hace bastante tiempo el sinceramiento en cada uno de los rubros que definen la tarifa, tenemos posturas diferentes", agregó la edila.

Los titulares de licencias y choferes se habían movilizado hasta el Concejo Municipal desde temprano, con el objetivo de presionar por el tratamiento del aumento de un 24 por ciento de la tarifa enviado semanas atrás por el Ejecutivo a la comisión de Servicios Públicos del Concejo, que se postergó en dos oportunidades; la última por falta de quórum, ya que no estuvieron los tres concejales opositores, Alfredo Curi (PPS), Fernando Rosúa (Encuentro por Rosario) y López; y el socialista, alineado con el giustinianismo, Pablo Colonno.

Una vez que se conoció la decisión de los ediles de postergar el tratamiento hasta hoy a las 10.30, los peones de taxis y remises decretaron, luego de una asamblea, un paro total de actividades desde las 12 de ayer hasta las 6 de hoy. "Somos rehenes de esta discusión interna entre el socialismo y el justicialismo", señaló el secretario general del sindicato de peones de taxis de Rosario, Horacio Boix.

Más tarde, el intendente Lifschitz acusó a los concejales opositores de no querer tomar "medidas simpáticas" para el electorado, y que en este contexto había que "poner la cara y tomar decisiones". El jefe comunal fue más allá al señalar en declaraciones radiales: "Cada vez que he tenido responsablemente que modificar una tarifa lo he hecho y a pesar de eso hemos tenido buenos resultados electorales, la gente valora a quienes asumen su responsabilidad".

La concejala López destacó que las objeciones planteadas ayer no son nuevas. "En el último aumento que dimos, en setiembre del año pasado, habíamos objetado la cuestión laboral porque desde el Estado no podemos permitir que se estipule una jornada laboral de 12 horas; se usa al trabajador para poder tener un aumento de tarifa, basado en un convenio de trabajo que dista mucho de protegerlo", precisó la edila.

La vicepresidente del cuerpo señaló además que allí también se cuestionó la calidad del servicio y la rentabilidad de los titulares de licencias, que hacen al componente de tarifa. "Estas cuestiones nunca fueron respondidas por la Municipalidad", agregó López, quien por otra parte consideró que la presión de los propietarios y peones es "muy fuerte, ya que ha dejado a la sociedad sin el servicio".

Estas presiones, según la concejala del FpV, también se trasladaron hacia los ediles que realizaron las objeciones al mensaje del Ejecutivo. "Fueron mensajes duros hacia cada uno de nosotros, y por lo tanto no podemos tolerar que por una mirada diferente que tengamos ante la prestación de un servicio y por resguardar al trabajador, nos dejemos presionar", apuntó López.

Lo cierto es que desde el oficialismo aseguraron que hoy llevarán a la reunión el informe solicitado por los ediles opositores. "Hay una fórmula que rige desde el 2007 en la que además participa la UNR, y si hay alguna diferencia con el estudio de costos, deberíamos hacer propuestas alternativas para encontrar una salida", indicó el titular del bloque socialista, Manuel Sciutto, quien de todos modos dijo que de salir un despacho de la comisión deberán contar con el "acompañamiento de otros bloques" para llegar a los 12 votos.

En este sentido, el concejal del ARI, Oscar Greppi, ya anticipó que no acompañará un aumento de la tarifa. En tanto, el edil de Proyecto Sur, Alberto Cortés, está estudiando el proyecto de costos del Ejecutivo, y aún no decidió cómo votará. Asumiendo que el socialismo cierre filas, el oficialismo confía en contar con los votos de los radicales Jorge Boasso y Gonzalo del Cerro, y el de Laura Weskamp (PRO) para aprobar el jueves el aumento.

Compartir: 

Twitter
 

La concejala López, entre otros, destacó que las objeciones planteadas no son nuevas.
Imagen: Prensa Concejo Municipal
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.