CIUDAD › EL JUEZ DECIDIó RESTITUIR LA BEBA A SU MAMá

Por el superior interés de la niña

 Por Sonia Tessa

El juez de familia Marcelo Molina decidió restituir a la beba nacida hace dos semanas a su madre, Lourdes, que luego de dar a luz se fue del hospital Centenario en pleno puerperio, sintiéndose abandonada y con temor a la reacción de su familia. El magistrado resolvió después de una serie de medidas que incluyeron entrevistas psicológicas con la joven paraguaya de 19 años, con la hermana de Lourdes (tía de la beba) y otros integrantes de la familia, que manifestaron el deseo de apoyarla. La joven estuvo detenida durante cuatro días por el supuesto abandono, pero fue el propio Molina quien, la semana pasada, puso las cosas en su lugar: pidió que no se estigmatizara a la chica. A Lourdes le espera un camino difícil pero su primer miedo fue disipado, ya que su familia la apoya. "No se trató de una madre abandónica, sino de una mujer desesperada", dijo el magistrado.

Lourdes no quiso decirle a nadie, ni siquiera a su hermana, que estaba embarazada. Antes de que la panza fuera notoria, viajó a su casa, en el interior del Paraguay, a 300 kilómetros de Asunción, pero allí tampoco quiso contar que esperaba un hijo. Tras meses de vergüenza y ocultamiento, cuando empezó con el trabajo de parto, tuvo a la beba en el hospital, le puso un nombre y la amamantó. En un momento, pidió ir al baño y se ausentó. Lo que siguió fue una pesadilla en la que jugaron múltiples prejuicios: Lourdes fue buscada por la policía, la encontraron en su humilde casa de zona oeste, y la detuvieron durante cuatro días. En aquel momento, cuando tomó intervención el juez de Familia Marcelo Molina, la beba había permanecido cuatro días en neonatología. La prioridad del magistrado fue encontrar un lugar más acogedor y actuar con celeridad. Una familia inscripta en el registro de adopción aceptó la propuesta de Molina de tener a la beba de manera transitoria, con guarda provisoria, pero cada día que pasaba significaba --para el juez que debe velar por el interés superior de la niña-﷓ un siglo. La pareja que tuvo durante seis días a la beba aceptó entrevistarse con la mamá biológica y cada paso era seguido de cerca por el juez, consciente de que los lazos afectivos serían cada vez más fuertes y la separación se volvería cada vez más traumática. Finalmente, el juez decidió restituir la niña a Lourdes, que manifestó su intención de criarla. "Ella pensaba que la familia iba a hacerla a un lado, y nada que ver", confió ayer el magistrado a Rosario/12. "Trabajamos con la familia solidaria, que hizo un acto de humanidad enorme, porque ellos se anotaron para familia adoptiva y sin embargo pusieron el hombro", ponderó el magistrado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.