CIUDAD › MEDICAMENTO PROHIBIDO POR ORGANISMO NACIONAL

Justicia rechazó pedido de obesos

La jueza federal Silvia Aramberri rechazó ayer un recurso de amparo presentado por pacientes con hiperobesidad, quienes pidieron que se continúe comercializando en las farmacias un medicamento que fue prohibido hace un mes por una disposición de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que utilizan para el tratamiento de la enfermedad. "Tratobes" es el nombre del producto que comercializa el laboratorio Columbia y con el que muchos pacientes controlaron su ansiedad por comer y de esa manera pudieron adelgazar. El remedio se vendía con receta archivada -debe ser aprobado por Inspección de Farmacias- y sus principios activos son el frenpoporex, el dietilpropión y el diazepán, que producen una rápida pérdida de peso, aunque varias fuentes consultadas advirtieron sobre los riesgos posteriores que representan para estos pacientes el consumo del medicamento.

La disposición 2316/2002 de la ANMAT indica que existen trabajos científicos, reconocidos internacionalmente, que comprueban que el uso de asociaciones de anorexígenos, en el caso del Tratobes el frenpoporex y el dietilpropión, con sustancias ansiolíticas (diazepán) diuréticas, hormonas, extractos hormonales, laxantes u otra sustancia medicamentosa, causan grave riesgo a la salud humana. Y como consecuencia de ello, adhiriendo a disposiciones del Mercosur dictó la Resolución N° 39/99 por la cual se aprobó un reglamento técnico sobre las asociaciones de drogas que contienen anorexígenos en medicamentos y preparaciones magistrales.

Ajenos a los inconvenientes que pueda causarles el uso del producto farmacéutico -una de las fuentes consultadas indicó que combinado con antigripales puede producir daños irreparables- varios consumidores de "Tratobes" presentaron un recurso de amparo en los Tribunales Federales, solicitando a la justicia que intervenga y autorice su comercialización en las farmacias de la ciudad, pedido que fue rechazado por la jueza Aramberri.

"El problema que tenemos nosotros los obesos, es que con este medicamento logramos bajar de peso y por eso pedimos que la justicia federal ordene su comercialización", declaró una de las personas que había acompañado el recurso de amparo, que finalmente fue rechazado. Esta mujer incluso relató que la jueza les aconsejó, luego de rechazar el amparo, que "cerrando la boquita y caminando podemos adelgazar".

El argumento de los pacientes con hiperobesidad es que con la prohibición del Tratobes, sufren una nueva forma de discriminación. "Tengo la esperanza, y confío en la justicia, en que se revea el fallo", indicó una de las personas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.