CIUDAD

"Acá el único quebracho que hay es el que quemamos por el frío"

Es la respuesta que dieron los trabajadores del Lavadero
Virasoro, ante la acusación de la empresa de que el grupo
Quebracho estaba infiltrado. Historia de un conflicto.

 Por José Maggi

La pelea de los trabajadores del Lavadero Virasoro, que ya llevan 25 días con una carpa en las puertas de la planta en Ovidio Lagos al 4600, encierra mucho más que una lucha gremial por doscientos afiliados. Se trata de otra de las caras de la disputa salarial, que choca contra la voracidad empresaria. La explicación es sencilla: mientras en el Sindicato de Tintoreros, Sombrereros y Trabajadores de Lavaderos, la aplicación del convenio les reporta unos 800 pesos, sin categorización ni premios; la aplicación del convenio laboral del sindicato químico SUTRAQYP les duplicaría el sueldo. El último jueves gremios como ATILRA (industria láctea), la UOM Villa Constitución, el Sindicato de Prensa, Amsafe Rosario, ATE Rosario, la CGT San Lorenzo, y Aldo Strada diputado del ARI y de extracción sindical decidieron rodear el conflicto y apoyar los reclamos. La jugada tuvo su respuesta inmediata: El viernes la empresa presentó un escrito ante la justicia, en la que constan las firmas de 140 empleados y en la que se sostiene que la protesta es agitada por el grupo Quebracho. "Acá el único quebracho que hay es el que quemamos para no morirnos de frío", contestó Sergio Calabrese, secretario de la comisión interna y uno de los 52 despedidos, y uno de los protagaonsitas de esta historia: la de los trabajadores que ganan en todo un mes lo que cuestan cuatro jeans de marca, que fabrican con sus propias manos.

El conflicto comenzó el 15 setiembre de 2006, cuando llevamos adelante elecciones fuera de la empresa, como el SUTRAQYP, que nuclea a los trabajadores el sector químico. La empresa no permitió las elecciones en el sindicato químico porque dice que la participación del Sindicato de Tintoreros, Lavaderos, porque el SUTRAQYP no tiene aun la extensión de su jurisdicción a Rosario, sino en el cordón. Desde allí la empresa se niega a recibirnos, y rechaza la elección impugnándola, la que es finalmente ratificada el 30 de octubre de 2006 por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Aún esta pendiente la ratificación de la zona a Rosario.

-¿Cuándo se produjeron los despidos?

-Los despidos se iniciaron el 26 de junio con Mario Guzmán, y se agravaron la primera semana de julio, hasta el último martes, con los que se sumaron unos 52 telegramas. Esto no nos sorprende porque el empresario reconoció con el señor Hugo Din de la Secretaría de Trabajo que 'le sobraban 80 empleados, con los cual esto va a seguir'.

-¿Qué han propuesto para superar este conflicto?

-Nuestra propuesta ante la Secretaria de Trabajo fue clara: estamos dispuestos a sentarnos a dialogar con la empresa siempre y cuando retome a los compañeros y ponga en marcha la fábrica. El resto se dirimirá cuando sea necesario.

-¿Cuál fue el rol de la Secretaría de Trabajo?

-Convocó a Jorge Guidetti en dos oportunidades, y no se presentó, luego de las dos audiencias por el despido de Guzmán. La Secretaría lo declaró como opositor de la negociación, y siempre trató de juntar a los trabajadores con el empresario, y prefirió sentar a ninguno de los sindicatos que están en esta disputa. Priorizó resolver el problema entre empleados y la empresa, pero el empresario dijo que con nosotros no quería hablar.

-¿Quién es Jorge Guidetti?

-Es la cabeza del Grupo Virasoro, dedicada a distintas actividades, dentro del mismo rubro. Posee la planta de la ex Fader, que es hoy un lavadero industrial que se dedica a procesar jeans. Aquí se recibe la prenda en crudo y se le realiza el cepillado, el lavado, y otros procesos destinados a darle la terminación de las prendas como el quebrado, teñido, rotura, localizado.

-¿Por qué se apartaron del Sindicato que les correspondía por convenio?

-Porque se negaron a afiliar a 195 compañeros de los cuales llevamos las fichas. Después de esta negativa empezamos a buscar en qué sindicato podríamos estar encuadrados y consultamos con el Sindicato del Vestido, que corresponde al rubro, pero nos contestaron que no les pertenecemos. Es curioso porque esta empresa tiene una planta en Pergamino que es Procesadora Virasoro, y hace exactamente lo mismo que nosotros en Rosario, y tiene a su trabajadores en el Sindicato del Vestido. Por eso no entendemos porqué en Rosario nos dicen que no estamos allí encuadrados.

-¿Cómo es la política salarial de la empresa?

-Somos todos operarios, no hay categorización ni especialización. Todos ganamos 838 pesos.

-¿Con qué firmas trabaja este lavadero?

-Con Ona Saez, Kosiuko, Nasa y tiene un importante contrato con Levi's. Este Grupo empresario le compró a esa marca una quiebra en México fruto de la cual llegaron a esta planta esa maquinaria. Y así pasó a formar parte de la firma Levi's.

-¿Cómo se compone el grupo Virasoro?

-En Rosario tienen otra empresa llamada Vira Office situada en Lavalle y Rioja, y otra en Cafferata y Dean Funes, que son dos talleres de teñido, estampado y confección de prendas. También exportan la tela para la confección de los jeans, con lo cual demuestran que tienen un circuito muy bien armado. Y en el Mercado Común Europeo manejan marcas propias como Canaya, Virasoro, Esenza, y tienen convenios con firmas como Casta y Puro. Este es sin dudas un grupo poderoso, y no creemos que estén solos, sino con algún respaldo fuerte. Hace un tiempo compraron una planta en San Luis, que es con la están amenazando trasladar esta empresa.

Compartir: 

Twitter
 

Los trabajadores llevan 25 días con una carpa frente la planta de Ovidio Lagos al 4.600. Quieren pasar al sindicato de los químicos que les garantiza un convenio salarial del doble.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.