19:18 › TRIPLE CRIMEN

Sólo cinco pistas y muchos sospechosos a un mes del hallazgo de los cuerpos

Cinco pistas que involucran a 32 posibles sospechosos están bajo el análisis de los investigadores, al cumplirse hoy un mes del hallazgo de los cuerpos de los tres empresarios a la vera de una ruta de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

Fuentes vinculadas a la pesquisa informaron que si bien las hipótesis más firmes que giran en torno al triple crimen se vinculan al tráfico de precursores y de medicamentos, aún no hay ningún imputado por los ataques ni certeza de cuál fue el motivo.

Para las familias de las víctimas, la pista más firme es la que relaciona los ataques con la comercialización de efedrina en el mercado ilegal, ya que esa sustancia es utilizada por narcotraficantes para la producción de drogas sintéticas.

Con igual importancia, la querella sigue de cerca como móvil de los asesinatos la futura posible integración de sociedades comerciales entre las víctimas, Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

En este punto, una de las hipótesis lleva a que los tres estaban a punto de iniciarse en una actividad comercial vinculada a la comercialización de drogas y medicamentos que pudo haber interferido en el negocio de viejos proveedores de estas sustancias a carteles de drogas instalados en el país.

La pista de la comercialización de precursores y la de la creación de sociedades pantalla para poder importar efedrina al país -operación que hasta ese momento no tenía restricciones más allá que la necesidad de obtener un permiso de la Sedronar- se unen en una hipótesis central que llevó a la querella a pedir que el caso pase a manos de la Justicia Federal.

El abogado de las viudas de Forza, Ferrón y Bina, Miguel Angel Pierri, quien también representa a la familia del suicidado dueño de una droguería, Ariel Vilán, cree que al menos una de las víctimas llevaba adelante negocios con un cártel de "narcos" mexicanos que había instalado un laboratorio de metanfetamina en Ingeniero Maschwitz, allanado por la Policía el 17 de julio

último.

Esa pista se funda en algunos contactos entre Forza y uno de los detenidos en la causa de los "narcos" mexicanos, Marcelo Tarzia, acreditados con documentos en el marco del expediente que lleva adelante el juez federal de Campana Federico Faggionatto Márquez.

Los seguidores de esta hipótesis creen que, en su afán por prosperar en ese negocio con los "narcos", Forza convocó a las otras dos víctimas para crear sociedades comerciales y en el camino dejó de lado y traicionó a antiguos proveedores que lo habían introducido en el mercado y quienes están ahora en la lista de posibles sospechosos.

Pero existen además otras pistas del triple crimen, entre ellas la que apunta al robo y adulteración de medicamentos que se entregaban a distintos hospitales. Esta pista involucra a Forza, quien trabajaba desde muy joven

en el rubro de los remedios y había sido dueño de droguerías, con la venta de medicamentos robados y adulterados, especialmente de productos muy caros, para pacientes con HIV y hemofílicos.

En este marco, están bajo la mira otros sospechosos vinculados a la comercialización de medicamentos, explicaron las fuentes. Los pesquisas dijeron a Télam que tampoco se deben dejar de lado otras pistas: la quiebra de la empresa Seacamp de Forza y el enojo de los acreedores que dejó en el camino y enemistades por otras cuestiones, entre ellas viejas deudas -ajenas a la quiebra-, lo que involucra a otro abanico de sospechosos y remite a amenazas

de muerte denunciadas por la víctima. Según las fuentes, las cinco pistas del triple crimen identifican a 32 posibles personas con motivos para cometer los

asesinatos, aunque por ahora se carece de pruebas concretas para vincular a alguna de ellas directamente con los ataques.

Además, a un mes del hallazgo de los tres cadáveres baleados de las víctimas, la fiscal porteña a cargo del expediente, Ana María Yacobucci, dictaminó su incompetencia en la causa y pidió que se decline a favor de la Justicia Penal de Mercedes, de turno el día del crimen y con jurisdicción en la zona.

El planteo se apoya en que los asesinatos fueron cometidos en el sitio del hallazgo, es decir en territorio bonaerense, más allá de que las desapariciones -ocurridas una semana antes- hayan sido denunciadas en Capital.

Pero la querella, en tanto, insistirá en pedir que el caso sea puesto en manos del juez federal Faggionatto Márquez, a cargo de la pesquisa de los "narcos" mexicanos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.