14:09 › SE REFIRIó INDIRECTAMENTE A LOS CASOS DE PEDOFILIA

El Papa propuso penitencia

Benedicto XVI llamó a los cristianos a "hacer penitencia" y a "reconocer los errores", pero criticó "los ataques del mundo que hablan de nuestros pecados" al referirse a la revelación de numerosos casos de curas pedófilos en la Iglesia.

"Nosotros los cristianos, en los últimos tiempos, hemos evitado la palabra penitencia", afirmó el pontífice durante una misa celebrada en la capilla Paulina en el Vaticano.

"Ahora, tras los ataques del mundo que hablan de nuestros pecados, vemos que es necesario hacer penitencia, reconocer lo equivocado de nuestra vida", sostuvo ante los eclesiásticos que asistían. "Abrirse al perdón, preparase al perdón, dejarse transformar", instó Benedicto XVI.

"El dolor de la penitencia, quiere decir purificación y transformación, esa es la gracia, significa renovación, obra de la misericordia divina", agregó.

Tales palabras fueron interpretadas como una "suerte de mea culpa" por parte del Papa frente al grave fenómeno de la pedofilia dentro de la Iglesia, explicó a la agencia AFP, el vaticanista Bruno Bartoloni.

"No es una declaración solemne pero sí una suerte de mea culpa. El Papa dice lo que siente en el corazón en una ceremonia íntima", aclaró.

Se trata de la primera vez que el Papa se refiere con bastante claridad a las críticas por la actitud negligente de la más alta jerarquía de la Iglesia católica ante las denuncias de curas pedófilos.

Benedicto XVI fue acusado por importantes medios de prensa alemanes y estadounidenses de haber cerrado los ojos ante los abusos cometidos por sacerdotes cuando era arzobispo de Múnich, en Alemania, y durante los 25 años que ejerció como prefecto de la Doctrina de la Fe, antes de ser elegido pontífice en 2005.

"No vivimos en una dictadura, pero existen formas sutiles de dictadura", dijo al responder indirectamente a esas acusaciones.

"Reina el conformismo, por lo que se vuelve obligatorio pensar como piensan todos, actuar como actúan todos y la sutil o menos sutil agresión contra la Iglesia demuestra que ese conformismo puede ser realmente una verdadera dictadura", subrayó.

En su inesperada homilía, pronunciada ante los miembros de la Comisión Bíblica, y en buena parte improvisada, Benedicto XVI, que había evitado hablar de los escándalos durante la pasada Semana Santa, condenó "todas las dictaduras".

"La dictadura nazista como la marxista, no aceptan un Dios por encima del poder ideológico", subrayó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.