11:38 › BOMBAS DE NOCHE, FUERTES COMBATES DE DíA

Las fuerza aérea de Khadafi está bloqueada, pero los ataques continúan

Después de cinco días de ataques sobre territorio libio, los aliados occidentales anunciaron que las "fuerzas aérea de Muammar Khadafi quedaron incapacitadas para el combate", anunció un general británico sobre la principal objetivo de la Odisea del amanecer, pero el primer ministro inglés, David Cameron, consideró que las operaciones se encuentran en una "fase temprana" y aún "se necesita hacer mucho más" para proteger a la población civil y lograr el alto el fuego permanente. Mientras tanto, la OTAN comenzó a operar imponiendo un bloqueo marino y Alemania, reticente hasta ayer, envió más tropas a Afganistán para liberal soldados de la alianza del atlántico norte. Mientras los aliados controlan el aire, los rebeldes continúan retrocediendo en sus enfrentamientos por tierra contra las fuerzas de Khadafi.

Los aviones de la alianza internacional pueden ahora operar sin problemas sobre Libia y vigilar la zona de exclusión de vuelo, mientras los pilotos de los aviones de combate británicos se concentran cada vez más en los sucesos en tierra. "Tenemos un ojo puesto en los inocentes en Libia y vigilamos que no sean atacados", señaló el general de división británico Greg Bagwell.

"Tenemos a las tropas terrestres libias bajo una vigilancia estricta y atacaremos cuando amenacen a civiles o cuando se acerquen a centros poblados", agregó Bagwell. Según su información, los aliados realizaron 300 operaciones en los últimos días sobre Libia y dispararon 162 misiles crucero Tomahawk.

En el quinto día, atacaron dos bases militares en Trípoli, así como posiciones de la defensa antiaérea en Ain Zara y un recinto militar en el barrio de Al Usta Milad. Un misil también habría impactado en una casa familiar junto al recinto militar. Un vecino dijo que varios miembros de la familia perecieron.

Según el primer ministro británico, David Cameron, tras la unión de Qatar a las fuerzas internacionales, Kuwait y Jordania proporcionarán ahora "apoyo logístico" a la coalición internacional. Por su parte, Noruega, que respalda a los aliados desde el inicio de las operaciones, puso a disposición seis aviones de combate, mientras Alemania acordó enviar más soldados a Afganistán para liberar fuerzas de la OTAN en el país asiático y permitirles participar en la intervención en Libia.

Turquía ofreció cinco buques y un submarino para ayudar a imponer el embargo marítimo de armas a Libia, informó la agencia píblica turca Anadolu. No obstante, el primer ministro de ese país, Recep Tayyip Erdogan, manifestó reservas a la operación de la coalición en Libia, y reiteró en los días pasados que no se plantea que los aviones turcos "bombardeen a los libios".

La OTAN, intentaba evitar el suministro de armas con su bloqueo marino, tras el acuerdo alcanzado ayer, aunque seguía debatiendo sobre si la alianza debe vigilar la zona de exclusión aérea sobre el país.

Frente a los deseos de Estados Unidos, que pidió un papel clave para la OTAN, Francia volvió a negar un papel de liderazgo de la alianza atlántica en la operación y señaló que su rol debe ser operativo, pero no político. El mando político debe afrontarlo un gremio más amplio, que se buscará durante un encuentro el martes en Londres, dijo el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé.

En el encuentro estarán representados todos los Estados que participan en la operación. En Estados Unidos la operación está provocando cada vez más críticas al presidente, Barack Obama, por parte de la oposición republicana, mientras el Parlamento ruso exigió en un comunicado el cese de los ataques contra objetivos estratégicos y pidió negociaciones entre las partes enfrentadas. El presidente turco, Abdullah Gül, pidió a Gadafi que dimita para evitar un mayor derramamiento de sangre.

Pese a los ataques internacionales, la oposición rebelde no logra avanzar realmente sobre el terreno. Las tropas del régimen atacaron la pasada noche nuevamente Misrata causando 14 muertos y 23 heridos, informó Al Yazira citando a la oposición al régimen en esta ciudad, la tercera más grande Libia, 210 kilómetros al este de Trípoli. También habría muertos en Al Zintan.

Según Al Yazira, las tropas de Khadafi controlan el hospital estatal de Misrata con tanques frente a la entrada y francotiradores apostados en el tejado. Los rebeldes pidieron a la alianza internacional el envío de un barco hospital a Misrata, pues los habitantes de la ciudad no saben a dónde llevar a los heridos y el puerto de Misrata sigue en manos de la oposición.

Mientras, en Adydabiya, 160 kilómetros al sur de Bengasi, las fuerzas de Khadafi frenaron la avanzada rebelde, informó un reportero de Al Yazira, alegando las pérdidas a la carencias en la organización, la capacidad de combate y las comunicaciones. Así, Khadafi sigue confiando en su victoria: "No cederemos, no nos dejaremos aterrorizar. Ganaremos en cualquier caso, tarde o temprano".

Compartir: 

Twitter
 

El martes, en Londres, se concretará la reunión entre los aliados para definir si la OTAN se limita a una labor operativa o toma el mando de la operación, como solicita Estados Unidos.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.