23:45 › DENUNCIA Y RENUNCIA

Nuñez Carmona recusó a Rívolo, quien aclaró que no recusará a Rafecas

Mientras Diego Pirota, el abogado de José María Núñez Carmona, amigo y socio del vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, presentó un oficio de recusación contra el fiscal de la causa Ciccone por su "pérdida de objetividad" y aseguró que "lo que está en cuestión es la connivencia con los medios", Carlos Rívolo cerró filas con el juez Daniel Rafecas.

El fiscal federal no recusará al juez a pesar de la difusión de los diálogos de Rafecas con el abogado de Nuñez Carmona, Ignacio Danuzzo Iturraspe: "Vengo a manifestar expresamente, con el fin de evitar todo tipo de suspicacia o errónea interpretación sobre la actuación que, en lo sucesivo, llevará adelante esta representación fiscal a mi cargo, que esta Fiscalía no presentará ningún pedido de recusación contra Vuestra Señoría", sostuvo Rívolo a través de un escrito al que accedió la agencia DyN. Sin nombrarlo, Rívolo también aludió en su manifiesto al saliente Procurador General de la Nación, Esteban Righi, al decir que "respecto de mis superiores nunca me han contactado siquiera con relación a este caso y, por ende, jamás me he visto impedido, coartado, presionado ni influenciado, en el normal desarrollo de mi labor", sostuvo.

El fiscal Rívolo agrega, más adelante, que el intercambio de mensajes entre Rafecas e Iturraspe fue "personal y propio de la esfera privada de las comunicaciones (...) y ha sucedido en un momento en el que el expediente ya estaba en manos de esta Fiscalía, y se encontraba en una etapa realmente incipiente". Además deja constancia que "de momento, no se encuentra presentado en el expediente, ni como abogado ni como parte, ninguna persona que se llame Ignacio Danuzzo Iturraspe".

En el mismo escrito, Rívolo rechazó las acusaciones de Boudou acerca de la transformación de su juzgado en una "agencia de noticias", por la presunta filtración de información, y negó que le haya adelantado a los medios de comunicación el allanamiento de Puerto Madero y afirmó que en cada procedimiento siempre "ya había allí algún fotógrafo o una 'guardia periodística'. En algún caso, inclusive, las personas que recibieron a la comitiva, expresaron que tales guardias llevaban días y hasta semanas en el lugar", agregó.

En ese marco, consideró "tendencioso y pueril" culparlo a él y a Rafecas de la filtración del allanamiento, tal como hizo Boudou, "cuando es sabido que tales guardias periodísticas, especialmente de fotógrafos, son habituales en todos los lugares que están siendo objeto de una investigación de la envergadura y trascendencia similar a la que nos ocupa".

"Considero que la innegable importancia institucional que este caso tiene y la necesidad de aclarar lo mejor posible la información dada a publicidad, merecía y justificaba, por supuesto, mi intervención para ese fin", concluyó Rívolo, y resaltó que "la necesidad republicana de dar a publicidad la información del caso, a la opinión pública con la mayor corrección posible, debe ser prioritaria".

Pirota, por su parte, sostuvo que el fiscal Rívoli "ha venido haciendo una manipulación de la prueba, y en virtud de esa manipulación se llegó al allanamiento" de una propiedad de Boudou, que se encuentra alquilada. El letrado agregó que "estamos pidiendo el apartamiento del fiscal, no por razones políticas, no por el show mediático, sino porque basándonos en las pruebas de la causa, llegamos a la conclusión de que el fiscal es una persona que ha perdido la objetividad".

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.