14:38 › ANUNCIO DE MEDIDAS PARA FRENAR LA CRISIS BURSATIL

China, en busca de "un buen entorno financiero y monetario"

El Banco Popular de China inyectó 150.000 millones de yuanes (unos 23.400 millones de dólares) en el sistema financiero del país para aumentar su liquidez y rebajó las tasas para contener la crisis bursátil. La bolsa de Shanghái se desplomó hoy más de 7 por ciento, después de haberse hundido 8,5 por ciento ayer.

En un comunicado publicado por la agencia oficial Xinhua, el banco central chino explicó que la reducción de la liquidez disponible en el mercado, causada por la devaluación del yuan, ha hecho necesaria esta intervención. El ente emisor abrió una línea de financiación a los bancos chinos a través de acuerdos de recompra inversa ("repos"), por los que se venden valores condicionados a un compromiso para recomprarlos posteriormente.

Se trata de la mayor intervención del banco central chino en el sistema financiera con operaciones realizadas directamente en el mercado desde enero del año pasado, y supera a la inyección de 19.000 millones de dólares de la semana pasada. Posteriormente, anunció una rebaja de 0,25 puntos en las tasas de interés de los préstamos hasta 4,6 por ciento y de 0,25 puntos en las tasas de interés de los depósitos, que quedaron en 1,75 por ciento.

Además, redujo en medio punto porcentual el coeficiente de caja de los bancos -porcentaje de dinero que los bancos están obligados a mantener como reservas y no pueden prestar-, en el segundo "doble recorte" (de tasas y de coeficiente) que adopta en los últimos dos meses, después del anunciado el pasado 28 de junio. Según la agencia EFE, se trata de la quinta rebaja de tasas de interés y la cuarta del coeficiente de caja que el Banco Popular de China aprueba desde noviembre pasado. También hubo un recorte de otros 0,25 puntos en las tasas de interés de los depósitos, que quedaron en 1,75 por ciento.

En un comunicado, el Banco Central chino indicó que la reducción en las tasas de interés entrará en vigor a partir de este miércoles, mientras que la del coeficiente de caja no se aplicará hasta el próximo 6 de septiembre.

El ente regulador interviene así con una nueva relajación de la política monetaria en medio de una crisis bursátil que ha sacudido los mercados de todo el mundo y que ha acentuado las dudas sobre la segunda economía mundial.

La Bolsa de Shanghai, la de referencia en China, se hundió hoy 7,63 por ciento, una caída que se suma al desplome de 8,49 por ciento de ayer, el mayor en ocho años y que desató el pánico en los mercados internacionales, y el de 11,54 por ciento de la semana pasada.

El banco central explicó que con estas medidas trata de "crear un buen entorno financiero y monetario" para adaptarse a "una situación de alta volatilidad en los mercados financieros en todo el mundo". El regulador reconoció también que la segunda economía mundial sigue afrontando "presiones bajistas" y confió en que su intervención contribuya a "estabilizar el crecimiento" a través de una rebaja en los costes de financiación para apoyar un "sano desarrollo de la economía real".

El gigante asiático atraviesa por una etapa de ralentización progresiva y este año el banco central ya recurrió en repetidas ocasiones a los estímulos monetarios para incentivar un crecimiento económico que en la primera mitad del año se situó en 7 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.