14:44 › INUNDACIONES

A la espera de que bajen las aguas

El río Salado alcanzó su pico máximo en la zona de Ranchos, Villanueva y General Belgrano y ya comenzó a descender, por lo que ese caudal de agua comenzó a llegar a Pila, Lezama, Castelli y Chascomús, pero sólo afecta el aŕea rural, mientras las autoridades son optimistas en que el buen tiempo se mantendrá hasta el sábado.

El subsecretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes, Angel Marinaro Rodó, afirmó que "no hay registros de anegamientos en sectores urbanos" y destacó que "en Chascomús las obras realizadas por el municipio, la provincia y el gobierno nacional han permitido que hoy podamos decir que sin ellas y con estas lluvias todo estaría anegado".

"En Pila todo lo rural está afectado y la población de esas zonas es asistida por el ejército; en General Belgrano la Prefectura Naval asiste a la población mientras Gendarmería Nacional efectúa el control de tránsito sobre la ruta 29 entre Ranchos y Villanueva, tramo anegado por la crecida", detalló el funcionario.

Precisó además que "un anfibio de la Infantería de Marina presta servicio en la localidad de Villanueva, y en la zona rural de Lezama dos familias fueron evacuadas a casas de conocidos".

"En las localidades de Pila, Lezama y Chascomús esperamos que el agua baje durante las próximas 72 horas, mientras que en Castelli está prevista una lluvia de cerca de 20 milímetros para mañana por la mañana; luego de eso el buen tiempo va a acompañarnos hasta el sábado", estimó.

El titular de Defensa Civil bonaerense, Luciano Timerman, junto con el intendente de Castelli, Facundo Echarren, monitorean el comportamiento de las aguas y el impacto en los cascos urbanos.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, junto con los ministros provinciales de Asuntos Agrarios y de Desarrollo Social, Alejandro Rodríguez y Eduardo Aparicio, sobrevolaron la región, y al término de la recorrida, de la que también participaron los intendentes de General Belgrano, Jorge Eijo, y de General Paz, Juan Carlos Veramendi, Berni manifestó que "el pico máximo de la crecida ya ha pasado".

Defensa Civil informó que "en estos momentos la situación es estable y permanece operando el Comité de Emergencia en la localidad de Villanueva, con equipamiento de Salud, Prefectura, Ejército, y la Marina Argentina. Con la apoyo de la Defensa Civil de La Matanza, además de Cruz Roja Argentina".

El intendente de Pila, Gustavo Walker, afirmó que el desborde del río Salado mantiene inundado a cerca del 70 por ciento del distrito bonaerense y calculó que hoy comenzará un descenso del cauce, por lo que "en 10 días no va a quedar agua si no llueve mucho".

Walker estimó que "en el campo hay unas 400 personas complicadas", a quienes se ayuda con alimentos, agua potable y medicamentos, mientras que en el casco urbano hay 12 evacuados.

La ruta 41 permanece cerrada al tránsito en el tramo General Belgrano a San Miguel del Monte, la ruta 46 entre Bragado y la ruta 65, en Junín; y la ruta 50 está cerrada entre Vedia y Arenales.

La ruta 29 se encuentra afectada por la presencia de agua en distintos tramos de su traza y tiene banquinas inestables, por lo que el tránsito se habilita únicamente de día y se cierra a partir de las 22 entre las localidades de Ranchos y General Belgrano.

La ruta 65 presenta agua en las banquinas en el tramo que va de Junín a General Viamonte. En tanto, en el partido de General Paz hay tránsito local asistido en el acceso a la localidad de Villanueva.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.