00:24 › INUNDACIONES EN EL LITORAL

El agua baja, pero sigue el alerta

Los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay se mantuvieron estables luego de varios días de crecidas en su caudal y hasta se registraron bajas en el agunas tramos, como en el norte entrerriano. Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional mantiene un alerta por tormentas fuertes y unas 23 mil personas continúan evacuadas.

El río Uruguay comenzó a bajar en el norte entrerriano y se mantenía estacionario en casi todo su recorrido desde Concordia hacia el sur de la provincia. A pesar de esa mejoría, las 11 mil personas que tuvieron que abandonar sus viviendas por el avance del agua, continúan sin poder regresar.

En esa ciudad, la más afectada por el fenómeno, el río tiene una profundidad de 15,86 metros, manteniéndose estacionario en esa marca desde el viernes. En las ciudades de Colón, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, el río también permanecía estacionario.

En Santa Fe, el número de evacuados por la crecida del río Paraná superó en las últimas horas los 700, aunque la situación se mantenía estable en la ciudad de Reconquista, en el norte de la provincia, y las aguas atenuaban su tendencia creciente en la zona central, donde se encuentra ubicada la ciudad capital.

En una ubicación equidistante entre Santa Fe y Reconquista, la ciudad de San Javier atraviesa una situación complicada por el paso del Paraná en sus costas y por la deficiente capacidad de bombeo en caso de lluvias fuertes. Según informó el intendente Mario Miño, entre 2 mi y 3 mil pobladores podrían tener que ser evacuados en caso de nuevas tormentas.

En Goya, Corrientes, la ciudad más afectada de la provincia. Unas 1.500 personas continúan evacuadas por la crecida del Paraná y la situación continúa complicándose ante las intensas lluvias que se iniciaron esta mañana. El intendente de esa localidad, Gerardo Bassi, calificó hoy la situación de “terrible” y “complicada”. Tras las lluvias registradas hoy (85 milímietros), Bassi indicó que “el río creció y llegó a los 6,46 metros”.

El ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, se reunió esta mañana con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y el intendente de la capital provincial, Jorge Jofré. Frigerio advirtió que ante el fenómeno climático hay que estar “alertas” y aseguró que en Formosa “la situación de las inundaciones está controlada por el estado provincial”. El río Paraguay, en Puerto Formosa, registró hoy una altura de 9,56 metros en crecimiento “pero a un ritmo menos acelerado” respecto a la semana anterior.

Por su parte, el gobernador del Chaco Domingo Peppo mantuvo una reunión con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el de Salud, Jorge Lemus, con quienes acordó una serie de medidas de ayuda para los productores ribereños del Paraná. Peppo detalló que en el Chaco el río Paraná bajó seis centímetros en un lapso de nueve horas para ubicarse a una altura de 7,13 metros en el hidrómetro del Puerto de Barranqueras.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.