17:26 › ELECCIONES EN ECUADOR

El movimiento indígena presentará un candidato propio

Más que una lucha por hacerse con el sillón presidencial, los comicios del próximo domingo representan para los indígenas ecuatorianos un escalón más en su "lucha histórica" por participar activamente en la transformación del país.

Pese a que conocen del escaso respaldo popular, los indígenas participarán en las elecciones con candidato propio: Luis Macas, que fue postulado por el movimiento Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

"Nunca estuvo sólo, como único objetivo, ganar las elecciones, sino iniciar una nueva etapa histórica de lucha del movimiento indígena y de Pachakutik", dijo Patricio del Salto, jefe de campaña de Macas, que fue fundador de la Conaie y ministro de Agricultura.

Aunque los analistas políticos consultados opinaron que el proceso electoral tendrá una función estadística para medir el apoyo al sector, dirigentes indígenas sostienen que la influencia "no se mide con las elecciones ni con votos". Los indígenas creen que su fuerza se medirá cuando se requiera una movilización popular para cambios radicales en el país.

El propio Macas ha señalado durante su campaña que, con el proselitismo, buscan posicionar a Pachakutik "como un movimiento de izquierdas, revolucionario". "No estamos aquí sólo para participar o para conseguir escaños para la alcaldía o el consejo. Estamos aquí para luchar", indicó.

Pese a sus intentos, el otrora poderoso movimiento indígena no ha podido recuperarse del todo de la mala posición en que quedó al participar en el Gobierno del destituido presidente Lucio Gutiérrez.

Con Gutiérrez, los indígenas llegaron por primera vez al poder, pues tras apoyarle en las presidenciales de 2002 participaron en los primeros siete meses de ese Gobierno, hasta que, aprovechando una coyuntura política, el gobernante acabó unilateralmente con la alianza.

Se deshizo así de quienes, tras ser aliados de campaña, pasaron a convertirse en invitados incómodos en el la casa de Gobierno, donde criticaron decisiones de Gutiérrez, sobre todo en temas económicos.

Ya fuera del Gobierno, la Conaie, la mayor organización indígena de Ecuador, afrontó la amenaza de profundas divisiones, aupadas por otros indígenas afines al Gobierno de la época.

Conscientes de su importancia en Ecuador, al representar entre el 10 y el 35 por ciento de los trece millones de habitantes, según diversas fuentes que discrepan en sus cálculos, los indígenas se empeñan ahora en recuperar su prestigio y lograr su unidad.

El analista Luis Proaño destacó que, a diferencia de años anteriores, ahora a los indígenas se los considera una fuerza importante, "con la que hay que contar para ser país. No se habla ya de excluirlos".

Por lo pronto, en el nuevo escalón de su "lucha histórica", los indígenas han insistido en la necesidad de crear un Estado plurinacional, de convocar una Asamblea Constituyente y, entre otras cosas, recuperar los recursos energéticos para el pueblo.

En la campaña, Macas ha reiterado que no se debe pagar la deuda exterior y sí la social, hasta lograr que "la salud, la educación y la seguridad social sean un derecho de todos los ecuatorianos".

Aunque la posibilidad de que Macas triunfe en los comicios es ínfima, para los indígenas su sola participación es un triunfo, pues han logrado consolidar sus fuerzas internas, según Del Salto, para quien "las elecciones no son la culminación de una etapa histórica sino el inicio".

Fuente: EFE

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.