00:00 › TRABAJADORES DEL CASINO FLOTANTE AGRUPADOS EN ALEARA Y SOMU MARCHARON JUNTOS

"Que no haya más matones ni patoteros"

Varios centenares de empleados del Casino Flotante de Puerto Madero agrupados en los gremios ALEARA y SOMU, que el viernes se enfrentaron en una batalla campal en las instalaciones de ese local, marcharon juntos este mediodía a los tribunales porteños para reclamar "seguridad y continuidad laboral".

Los manifestantes reclamaron una audiencia con la jueza María Servini de Cubría, quien tiene a cargo la causa abierta tras los incidentes ocurridos el viernes último frente y en el interior del barco de juegos de azar.

El delegado de los trabajadores Leonardo Bonelli explicó que entre los manifestantes "hay trabajadores de todos los gremios, incluido el SOMU", quienes exigen que "el Casino nunca más vuelva a ser una zona liberada".

"Vamos a ir a buscar la garantía para la reapertura de la fuente de trabajo. Aquí no hay disputas intersindicales; este es un conflicto que despertó apoyo y solidaridad de trabajadores de todo el país y organizaciones sociales y de derechos humnanos", rsumió el delegado Bonelli.

En ese sentido, manifestó que "la decisión de todos los trabajadores es que se salvaguarden los puestos de trabajo, la intregridad física de los compañeros y la seguridad dentro del casino".

La manifestación, que amenazaba con extenderse hasta avanzada la tarde, causó un caos de tránsito vehicular en Tribunales y aledaños.

Frente a Tribunales, durante un breve acto, fue leido un documento conjunto de los trabajadores en el que reclamaron medidas de seguridad: "nuestras familias preguntan si volveremos a nuestro hogar".

El documento exigió, también, "que no haya más matones ni patoteros, ni en el casino, ni en el Subte, ni en el hospital francés", y le recordó "al gobierno que sus propias palabras, que la sociedad toda es agredida por el accionar mafioso de quienes aseguran su impunidad".

Los manifestantes pidieron a la justicia que "tome medidas para garantizar la fuente de trabajo, la seguridad y la apertura del casino para todos y en jornadas dignas".

Esa alusión tiene que ver con trabajadoras embarazadas que sufrieron abortos espontáneos presuntamente por las condiciones de trabajo a las que se ven sometidas.

Ayer, en un comunicado conjunto, el gremio de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA) y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) repudiaron ayer la refriega en la que al menos diez personas sufrieron heridas.

Atribuyeron el origen de los disturbios a una aislada "patota de sindicalistas del SOMU, avalada y protegida por la empresa" que explota el Casino Flotante.

Empleados de ambos sindicatos protagonizaron el viernes un enfrentamiento, en otro episodio relacionado con la histórica disputa de encuadramiento gremial en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Los incidentes ocurrieron cuando trabajadores representados por ALEARA participaban en una asamblea general, que se realizaba en el Casino Flotante.

Los disturbios comenzaron frente al barco y continuaron en la embarcación, donde fueron destrozados varios sectores, por lo que intervino la Prefectura para separar a los empleados.

Fuente: DyN

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.