Síntesis de la Declaración de Asunción

Los jefes de Estado y de gobierno latinoamericanos, de España, Andorra y Portugal, que participaron de la reunión en Paraguay aprobaron comunicados especiales relativos a temas tan diversos como las Malvinas, el embargo a Cuba, la seguridad ciudadana, los flujos migratorios, la seguridad, la emigración y el medio ambiente. Algunos de los puntos más sobresalientes:

INVERSIÓN SOCIAL: Los líderes se comprometieron a proteger a los "sectores más vulnerables en tiempos de crisis" impulsando políticas inclusivas que "deben orientarse a sostener la capacidad de crecimiento del sector productivo y del empleo", a mejorar la competitividad "con inclusión social", "fortaleciendo las redes de protección y evitando que los costos sociales coyunturales signifiquen rezagos para determinados sectores en la estructura social".

ROL DEL ESTADO: Para lograr estos objetivos, los mandatarios enfatizaron en la necesidad de que los gobiernos se concentren en "la erradicación de la pobreza y en la reducción de la desigualdad, a través de una inversión social sostenida", lo que implicaría "integrar plenamente a la sociedad a los grupos y sectores en situación de exclusión y vulnerabilidad" con el fin de facilitar su acceso "al empleo digno y de calidad, así como a los servicios públicos y al bienestar".

Para ello se comprometieron a promover cambios progresivos para consolidar un "sistema de recaudación (fiscal) más eficiente, eficaz y transparente", que "redunde en favor de una redistribución equitativa del ingreso". Estos esfuerzos, añadieron, también debieran garantizar la universalidad en la atención y la equidad en el acceso a la salud, así como el fomento a la cultura mediante un aumento progresivo de los recursos destinados a este propósito.

COMUNIDADES ORIGINARIAS: La Declaración de Asunción reafirmó el respeto a la identidad de los pueblos indígenas "para que puedan ejercer plenamente sus derechos y responsabilidades" y reconoció "la rica contribución a Iberoamérica de los afrodescendientes".

GÉNERO: El documento ratificó el compromiso con los derechos de las mujeres con el propósito de garantizar "la igualdad de género en todos los poderes y niveles de la administración" pública.

CUBA: Los mandatarios exhortaron al gobierno de Estados Unidos que le ponga fin al embargo a la isla y volvieron a consensuar un "enérgico rechazo" a la aplicación de la Ley Helms-Burton.

MIGRACIÓN: El texto manifestó la preocupación del grupo ante las situaciones en las que "los derechos humanos de las personas migrantes puedan ser vulnerados" y denunciaron la falta de protección de este sector de la población. Pactaron "rechazar la criminalización de la migración", reconocer la importancia de su aporte económico, social y cultural", así como la trascendencia de establecer "una gestión ordenada de los flujos migratorios".

CAMBIO CLIMÁTICO: Se remarcó la importancia de que la industria agrícola, "una actividad fundamental para la región", garantice "estrategias de desarrollo bajo en emisiones" de carbono que generan el efecto invernadero, a fin de "mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático".

TERRORISMO: Los mandatarios acordaron la necesidad de un "estricto apego" al derecho para acabar con la impunidad de los terroristas, al tiempo que se solidarizaron con sus víctimas. Se comprometieron a reforzar sus legislaciones nacionales, a promover la cooperación internacional, a tomar también medidas contra el financiamiento de actividades de ese tipo y a negarle refugio a "los instigadores, financiadores, autores, promotores o participantes en actividades terroristas".

Si bien en el comunicado no se mencionaron países ni casos concretos, se citó el atentado contra un avión cubano en 1976 que causó 73 muertos. En este sentido manifiestan su rechazo al hecho que "el responsable de ese atentado" -en alusión al anticastrista Luis Posada Carriles, que reside en Estados Unidos tras ser absuelto de un juicio por cuestiones migratorias- "no haya sido enjuiciado por terrorismo, y apoyan las gestiones para lograr su extradición o llevarlo a la justicia".

Por otra parte, a Paraguay, anfitrión de la Cumbre, se le reconoció "la situación especial" como "país en desarrollo sin litoral marítimo", y los líderes se comprometieron a darle el apoyo necesario "para que supere sus vulnerabilidades y problemas específicos de su condición", facilitándole para ello el libre tránsito de conformidad con las reglas internacionales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.