UNIVERSIDAD › EL RECTOR HALLU ASUME HOY SU SEGUNDO MANDATO CON UN ACTO EN DERECHO

El nuevo tablero de la UBA

Para los próximos cuatro años, el rectorado propone avanzar en “la articulación de los posgrados y el impulso de prácticas sociales obligatorias en las carreras”. La izquierda se manifestará hoy en contra de “la persecución judicial de los estudiantes”.

 Por Julián Bruschtein

La reasunción del rector Ruben Hallu en un nuevo mandato al frente de la UBA marcará hoy el reacomodamiento de las fuerzas políticas en la casa de estudios. El oficialismo se consolidó y en sus planes políticos figura “profundizar algunos ejes, como la articulación de los posgrados y el impulso de prácticas sociales obligatorias en las carreras”, aseguró a Página/12 Carlos Más Vélez, secretario general de la universidad. El centroizquierda que se había fortalecido hace tres años se diluyó y quedó en un espacio disminuido. En tanto, las agrupaciones estudiantiles de izquierda, nucleadas en la FUBA, lograron la mayoría en el Consejo Superior y anticipan “dos años de alta conflictividad por la decisión del rectorado de perseguir judicialmente a los estudiantes”, según afirmó el consejero electo Cristian Henkel (PO).

La asunción de Hallu será hoy, a las 11, en la Facultad de Derecho. De acuerdo con sus colaboradores más cercanos, los objetivos para los próximos cuatro años girarán en torno de “la articulación de posgrados, la implementación de programas interdisciplinarios y el impulso de prácticas sociales obligatorias en todas las carreras”, en palabras de Más Vélez. El Consejo Superior de la UBA –donde se desarrolla el cogobierno universitario con los representantes de profesores, graduados y estudiantes, más los decanos de las trece facultades– mostrará algunas variaciones con respecto a los últimos años. Sobresalen el afianzamiento de los sectores que apoyan al rector, la disolución del espacio de centroizquierda que conformaban las facultades de Sociales, Exactas, Filosofía y Arquitectura y el regreso de una mayoría estudiantil de izquierda e independientes.

El centroizquierda que se había agrupado en el espacio conocido como de “los 4 decanos” y que había facilitado un acuerdo para salir de la crisis de 2006 se diluyó con el paso del tiempo y afianzó aún más al oficialismo, una coalición de radicales, peronistas e independientes. Con la renuncia en 2008 como vicerrector del entonces decano de Arquitectura, Jaime Sorín, comenzó a desmoronarse el espacio que terminó de atomizarse con el alejamiento de Filosofía y Letras. Aún así, sectores de Sociales y Exactas mantuvieron la consonancia y presentaron un bloque común.

Los estudiantes de izquierda e independientes que se nuclean en la FUBA ocuparán el sector de la mayoría del claustro en el Consejo Superior y dejarán la minoría en manos de un representante del reformismo. “El rectorado va a profundizar el camino de la privatización de la universidad y vamos a intentar impedírselo”, dijo Henkel, quien tomará posesión de una banca en el Consejo. Otro consejero, Ignacio Kostzer (La Mella, independientes de izquierda), indicó que “el planteo más fuerte que vamos a llevar al Superior va a ser el cierre de las causas que impulsaron Hallu y su gestión a los representantes estudiantiles, así como la democratización de los órganos de gobierno que el oficialismo no quiere discutir”.

La primera medida estudiantil será hoy mismo. “Nos vamos a movilizar para escrachar al rector Hallu. Quiere asumir como si no hubiera pasado nada y desde que llegó al rectorado ha desplegado un abierto enfrentamiento con los estudiantes. No es casualidad que, después de la asamblea en la que se lo reeligió antidemocráticamente, se haya reiniciado una causa contra estudiantes en Arquitectura y que Hallu se presente como querellante en la causa que le abrieron al ex presidente del centro de Sociales”, denunció Henkel.

El rectorado respondió: “Tratar este tema como una persecución política hacia los estudiantes es un disparate. Cuando los conflictos no se pueden resolver a través del diálogo y tiene consecuencias legales es porque todos los funcionarios públicos tienen la obligación de denunciar cuando se produce un ilícito”, argumentó Más Vélez. Por lo pronto, los estudiantes se movilizarán hoy a Derecho y mañana se concentrarán frente al Consejo Superior, en Viamonte 444, para reclamar por “el cierre de las causas iniciadas contra los representantes estudiantiles”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • EL RECTOR HALLU ASUME HOY SU SEGUNDO MANDATO CON UN ACTO EN DERECHO
    El nuevo tablero de la UBA
    Por Julián Bruschtein
  • CONFLICTO ESTUDIANTIL EN LA UNLAM
    En La Matanza no se vota

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.