EL PAíS › EN SANTA FE CONDENARON A QUINCE AñOS A UN REPRESOR

Agente de inteligencia al calabozo

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Santa Fe ya tiene la segunda sentencia por delitos de lesa humanidad. El Tribunal Oral Federal condenó ayer a un represor de la dictadura y ex agente secreto del Ejército, Horacio Américo Barcos, a once años de prisión por “privación ilegal de la libertad agravada” y “tormentos” en dos casos, en concurso real, y unificó la pena con otra anterior de cinco años por “extorsión” a un empresario de Tres Arroyos, en 2003, lo que significa una condena única y efectiva de 15 años de cárcel, hasta el 2025. “Nunca más impunidad en este país”, dijo la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo de Santa Fe, Celina Kofman, a poco de salir de la sala de audiencias donde se leyó el veredicto, con pañuelos blancos en primera fila. Los fundamentos se conocerán en una semana, el 19 de abril, a las 19.

Barcos operaba como personal civil en el Destacamento de Inteligencia Militar 122 de Santa Fe. Lo juzgaron y condenaron por integrar un grupo de tareas que secuestró al historiador y ex dirigente de la Ctera José Alberto Tur, ya fallecido, y a su ex esposa, Amalia Ricotti, en mayo de 1978. Amalia sobrevivió para contarlo, se sobrepuso a tres décadas de impunidad y ayer se la veía con los ojos iluminados, pero feliz. “Se hizo justicia”, dijo en la escalinata del Tribunal. La esquina de Primera Junta y 9 de Julio ya estaba repleta de gente, tal como ocurrió en el juicio al ex juez Víctor Brusa y compañía, a fines de diciembre último. Los militantes de Hijos cantaban el clásico: “Olé, olá, como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”.

La lectura del veredicto no insumió más de cinco minutos. “Es una sentencia adoptada por unanimidad”, dijo el presidente del Tribunal, José María Escobar Cello. Lo secundaron sus colegas Daniel Laborde y María Ivón Vella.

Ricotti se declaró satisfecha por el resultado del juicio. “Estoy conforme. Lo importante es que se haya llegado a una condena, no sólo por mí, que lo puedo contar, sino por aquellos que no pueden contarlo. Así que ahora voy a seguir acompañando a todos los que deben transitar esta etapa tan difícil”, afirmó Amalia. Sus abogados, Horacio Coutaz y Zulema Rivera, habían pedido 21 años de cárcel para Barcos. La fiscalía solicitó 15. Y el Tribunal lo condenó a 11 años, más la unificación de otros cuatro por “extorsión”, lo que hace un total de 15 años.

Amalia se lamentó por tantos años de impunidad. “Es una pena que haya pasado tanto tiempo porque, lamentablemente, Alberto no llegó a ver este momento. Un recuerdo muy grande para él.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.