ECONOMíA › ECONOMíA ESPERA LA LUZ VERDE DE ITALIA Y LUXEMBURGO PARA EL CANJE

Falta un paso para el lanzamiento

El Ministerio de Economía todavía no recibió la autorización definitiva para reabrir la oferta a los holdouts por parte de organismos reguladores de cuatro países. Para el Gobierno, son cuestiones burocráticas, pero podrían atrasar el lanzamiento.

 Por Cristian Carrillo

El Ministerio de Economía tiene todo listo para lanzar el canje de deuda mañana, pero todavía no puede confirmar que lo vaya a hacer porque faltan “intercambios de último momento” con organismos reguladores de Italia y Luxemburgo que podrían retrasar la puesta en marcha de la operación. Así lo explicaron a este diario fuentes del Palacio de Hacienda. De todos modos, aseguraron que mañana se conocerá mayor detalle del canje, mientras se terminan esos trámites burocráticos con los reguladores. Si hubiera una demora, la reapertura comenzaría recién la semana próxima. Por su parte, el ministro de Economía, Amado Boudou, se reunió con el embajador de Italia, Guido La Tella, quien le manifestó el “alto grado de interés” que existe en su país porque se lleve adelante el proceso.

Hasta ayer se esperaba en la Secretaría de Finanzas el arribo de las autorizaciones para registrar nuevos bonos en las comisiones de valores de Luxemburgo y Roma y la recepción de documentación de Estados Unidos y Japón. Sin embargo, hasta anoche no había ocurrido.

La operación se halla en el tramo final. El equipo encargado de la parte legal y técnica sostiene que ya cumplió con todos los requisitos y rechazó que existan retrasos a causa del fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa, quien la semana pasada embargó 105 millones de dólares del Banco Central de una cuenta de la Reserva Federal. “Es un tema judicial que no afectó para nada el proceso”, dijo a Página/12 un colaborador cercano a Boudou. Según relató, en estos momento están “concluyendo los intercambios de información administrativa con los cuatro reguladores (Italia, Estados Unidos, Japón y Luxemburgo)”.

No obstante, la puesta en marcha de la operación podría demorarse por un arribo de documentación de los reguladores fuera de los tiempos preestablecidos. En este caso, la opción sería hacer mañana el anuncio con mayor detalle económico del canje e informar allí mismo la fecha concreta en que se reabrirá la operación para los bonistas que quedaron afuera en 2005. “En ese momento se anunciarían cuáles serán los tiempos exactos en que se implementará el canje”, agregó la fuente. La Secretaría de Finanzas, que conduce Hernán Lorenzino, está haciendo el intercambio con todos los reguladores “al mismo tiempo” con el objetivo de poder lanzar la propuesta en simultáneo en todos los mercados.

Ayer, el ministro de Economía recibió al embajador italiano, Guido La Tella, con quien conversó sobre los avances en el proceso de canje. “Esperamos lograr una alta participación de los bonistas individuales y así poder resolver una cuestión que no generó ni este gobierno ni los tenedores italianos, sino (el ex presidente Adolfo) Rodríguez Saá, cuando declaró el default”, señaló Boudou en un comunicado.

Mientras, el equipo económico continúa analizando el ajuste final de la propuesta para evitar que la oferta exceda en precios el objetivo del Gobierno, cercano a los 50 dólares en valor presente. La variable de ajuste para alcanzar ese valor sigue siendo los intereses atrasados del Cupón PBI. A partir de la recuperación de los precios de los bonos (ver aparte), la oferta pasó de entre 39 y 46 dólares de mediados de febrero a 48 y 55 actuales. Es por eso que el paquete, que en un principio podía incluir los pagos pasados por la tenencia de cupones PBI (por el crecimiento de 2005, 2006, 2007 y 2008), se redujo hasta sólo incluir el de 2008 o, incluso, ninguno. “La decisión final se tomará a último momento por Economía”, explicó la fuente.

Existen dos propuestas. A los institucionales se les entregará Descuento con una quita de 66,3 por ciento y se le reconocerán los intereses que el título capitalizó desde 2005 con un bono Global 2017 (con un cupón de 8,75 por ciento). En el caso de los minoristas, la oferta contempla bonos Par (sin quita) y por los intereses obtendrán Globales 2013.

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou, ministro de Economía, se reunió con el embajador italiano, Guido La Tella.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.