EL MUNDO › FUENTES DE LA POLICíA RUSA SUPONEN LA VENGANZA DE ALGúN GRUPO

Matan a juez que condenó neonazis

Eduard Chuvashov recibió tres disparos que le causaron la muerte. En febrero, el magistrado presidió el juicio a doce miembros de un grupo ultranacionalista llamado “Lobos Blancos”. Los halló culpables.

 Por Shaun Walker *

Un importante juez ruso que recibió amenazas de muerte después de haber dictado largas sentencias de prisión a grupos nacionalistas y neonazis fue asesinado ayer en Moscú. Eduard Chuvashov recibió tres disparos que le causaron la muerte cuando estaba en la escalera, afuera de su departamento del segundo piso, justo antes de las 9 de la mañana, cuando salía para su trabajo. Las fuentes de la policía rusa dijeron que grupos nacionalistas podrían estar detrás del ataque. Chuvashov, de 47 años, había estado a cargo de varios casos de alto perfil que involucraban asesinatos racistas y varias amenazas de muerte con su fotografía fueron subidas a foros de extremistas en Internet.

En febrero, Chuvashov presidió el juicio a 12 miembros de un grupo ultranacionalista llamado “Lobos Blancos”, que estaban acusados de una serie de truculentos asesinatos de trabajadores inmigrantes, la mayor parte de Asia Central. Las víctimas habían sido aporreadas a muerte o apuñaladas varias veces. Los asesinatos fueron grabados en teléfonos celulares y subidos luego a Internet.

Chuvashov halló culpables a todos los miembros de la banda y los sentenció hasta a 23 años de prisión. La semana pasada, encarceló a otros tres miembros de un grupo de skinheads por asesinatos racistas. “La venganza por parte de grupos nacionalistas es ciertamente uno de los posibles motivos de su asesinato –dijo Alexander Brod, director del Bureau de Moscú para los Derechos Humanos y un importante antirracista–. En el último par de años, los jueces y los fiscales han comenzado a tomar enérgicas medidas con los crímenes nacionalistas y a tomarlas en serio. Es posible que uno de estos grupos haya contratado a un sicario para asustar a los otros abogados y jueces que trabajan en casos similares.”

Las agencias de noticias rusas informaron que los servicios de seguridad rusos le habían ofrecido protección, después de que recibiera amenazas de muerte, pero que él rechazó el ofrecimiento. Brod dijo que dos jueces trabajando en casos relacionados con nacionalistas fueron atacados en Rusia en 2004. Uno fue muerto a tiros y el otro sobrevivió a una bomba colocada debajo de su automóvil.

El asesinato también recuerda el de Stanislav Markelov en enero pasado, un abogado que había trabajado en casos que involucraban a neonazis y lo mataron a tiros a pleno luz del día en una calle central de Moscú. Dos miembros de un grupo ultranacionalista han sido acusados del crimen.

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, abogado también, envió un mensaje al presidente del Tribunal de la ciudad de Moscú prometiendo una investigación a fondo en el asesinato de Chuvashov. “Se hará todo lo necesario para asegurar que los organizadores y ejecutantes de este cínico asesinato sean encontrados y castigados”, dijo el presidente ruso.

Según datos de SOVA, una organización que monitorea el delito de odio en Rusia, por lo menos 60 personas murieron en crímenes de odio el año pasado y más de 300 resultaron heridas. La mayoría de los ataques son contra trabajadores inmigrantes de los países de Asia Central y también de la región del Norte del Cáucaso en Rusia.

Chuvashov estaba involucrado en varios otros casos de alto perfil, incluyendo el arresto y detención de Alexander Bulbov, un funcionario de alto rango de la Agencia de Control de Drogas de Rusia. El arresto de Bulbov era considerado parte de una batalla despiadada por la influencia dentro de los servicios de seguridad de Rusia. Chuvashov debía escuchar ayer el caso de un ex policía que se había unido a una organización radical de izquierda y estaba acusado de terrorismo, según un funcionario del Tribunal de la Ciudad de Moscú. Una cámara de televisión colocada a la entrada del edificio de departamentos captó al supuesto asesino entrando en el edificio. La policía dijo que estaba buscando a un hombre alto, eslavo, de 25 a 30 años.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El magistrado fue atacado en el edificio donde vivía; recibió tres disparos mortales.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.