EL PAíS › PAMPURO, A CARGO DE LA CáMARA ALTA, CONVOCó A UNA REUNIóN CON LA OPOSICIóN

Senadores con agenda urgente

Tras el malestar por la decisión de Julio Cobos de convocar a los senadores por los diarios, el presidente provisional pidió a los titulares de los bloques “el máximo esfuerzo” para destrabar el funcionamiento de la Cámara alta.

 Por Sebastian Abrevaya

Una vez publicada por orden de Julio Cobos la citación especial a los senadores ausentes en la última sesión, el presidente provisional del Senado, José Pampuro, convocó para hoy al mediodía a una reunión urgente de presidentes de bloque con el objetivo de destrabar el funcionamiento de la Cámara alta. Con Cobos a cargo del Ejecutivo por el viaje de Cristina Fernández a los Estados Unidos, la presidencia de la Cámara quedó en manos de Pampuro, quien ayer pidió que los legisladores hicieran “el máximo esfuerzo” para sesionar. Además de esa reunión, hoy comenzarán a debatirse en comisiones los proyectos de ley para utilizar reservas del Banco Central para el pago de deuda externa.

Mientras continuaba la ola de repercusiones por la inusual medida instrumentada por Cobos de convocar a los senadores por los diarios, Pampuro mantuvo contactos con el titular del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, y con líderes de la oposición a quienes convocó para hoy al mediodía. Confirmaron su presencia en el encuentro, además de Pichetto, el radical Gerardo Morales y el peronista disidente, Adolfo Rodríguez Saá y el peronista pampeano Carlos Verna. “Debemos destrabar esta situación”, indicó el presidente provisional de la Cámara, quien evitó cuestionar la actitud adoptada por Cobos, a diferencia de sus pares kirchneristas. Pampuro indicó que recibió una “respuesta positiva” de parte de los principales líderes parlamentarios de la Cámara alta.

Uno de los ejes del conflicto es el orden del día, ya que la oposición plantea tratar en primer término la coparticipación del impuesto al cheque, mientras que el oficialismo reclamaba el tratamiento del pliego de Marcó del Pont. Como los acontecimientos de los últimos meses demostraron que ninguno de los dos bandos tiene garantizado el quórum propio, el funcionamiento del Senado quedó empantanado en ese punto. Durante el fin de semana, Morales había propuesto hacer dos sesiones, una con un temario menos conflictivo y la otra con los temas que generan grandes diferencias. Aunque el oficialismo había descartado esa iniciativa, la embestida opositora de descontar el 20 por ciento de la dieta a los inasistentes podría forzar un cambio de escenario. En este contexto el oficialismo estaría dispuesto a bajar al recinto a tratar temas como la ley de Mediación o el no cobro de comisiones bancarias para la extracción de dinero en las cuentas sueldo. “Después de citarlos por los diarios me parece una locura que hagamos una sesión para hablar de los pajaritos”, ironiza un senador del bloque radical, que no quiere darle aire al oficialismo. Según el legislador, eso no es posible sin un compromiso expreso del oficialismo a dar quórum la semana siguiente.

De producirse una sesión el miércoles de esas características, el oficialismo descomprimiría la presión sobre su bloque, que de lo contrario vería recortados parte de sus ingresos. En paralelo, el FpV reclama que se le restituya un miembro en tres comisiones claves y que antes de debatir el DNU del Fondo de Desendeudamiento se permita la discusión de una ley en el mismo sentido.

Pero el tratamiento en comisiones de los distintos proyectos para el pago de la deuda externa no podía saltear la polémica que viene arrastrando el tema hace cuatro meses. Hoy están convocadas dos reuniones, una de la Comisión de Economía y otra en conjunto con la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El conflicto radica en que ambos encuentros están citados con media hora de diferencia, por lo que uno de los dos deberá postergarse o suspenderse. Según relató a Página/12 la titular de la Comisión de Economía, Laura Montero, no suspenderá su reunión, ya que fue convocada previamente y tiene un temario más amplio que la discusión sobre las reservas. En todo caso se resolverá en esa reunión si se pasa directamente a la discusión del plenario.

El proyecto de Verna es prácticamente un “espejo” del DNU 298/10, que crea el Fondo de Desendeudamiento, al igual que la iniciativa presentada en la Cámara de Diputados por el bloque de Martín Sabbatella, que también comenzaría a analizarse hoy mismo. El miércoles pasado, Cobos autorizó el cambio de giro a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, quedando esta última como cabecera del debate. Fuentes del Senado sostienen que Verna pidió ese cambio de comisión porque Montero estaba dilatando el tratamiento del proyecto. La ex ministra de Economía de Cobos le había reclamado públicamente a Amado Boudou que le mandara información del Palacio de Hacienda antes de avanzar con el tratamiento de los proyectos. De esta manera, el oficialismo tiene mayor control sobre los ritmos del trámite parlamentario.

Después de mucho prometer, el radicalismo también presentó su propio proyecto sobre el pago de deuda, aunque dista bastante de las iniciativas del oficialismo. El proyecto de Montero redefine el término “reservas de libre disponibilidad” y, según su redactora, “le da una certeza de cobertura suficiente” al pago de vencimientos de deuda en dólares. Sin embargo, prevé que sea el Congreso el que autorice la realización de cada pago, luego de que el Ministerio de Economía demuestra la necesidad de utilización de las reservas. Existen otras iniciativas opositoras como la del porteño Samuel Cabanchik o de los correntinos Josefina Meabe y José María Roldán, pero cuentan con menos respaldo político.

Compartir: 

Twitter
 

José Pampuro, al frente del Senado, junto al titular del bloque K, Miguel Angel Pichetto.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.