UNIVERSIDAD › LA EXPERIENCIA DEL CENTRO UNIVERSITARIO DE ARECO

Un espacio contra el desarraigo

En coordinación con cinco universidades nacionales, el CUA ofrecerá desde 2014 cuatro carreras relacionadas con las necesidades locales. El 93 por ciento de sus 400 alumnos es la primera generación de estudiantes universitarios en sus familias.

“La universidad más cercana está a 100 kilómetros, en Luján; pero para los chicos era muy costoso estudiar porque tienen que tomar dos colectivos. También están las universidades de Rosario, La Plata o Buenos Aires, a 300 kilómetros. Para la región era complicado porque los que podían estudiar eran los chicos más acomodados económicamente. Estaba claro que acá había derechos que no estaban llegando a toda la gente”, explica Gabriela Leighton, directora del Centro Universitario de Areco (CUA), que comenzó a funcionar en San Antonio de Areco. Fue creado en el marco de un programa de educación territorial del Ministerio de Educación de la Nación y es el primero en la región nordeste de la provincia de Buenos Aires, que hasta entonces no ofrecía la posibilidad a sus habitantes de cursar estudios superiores.

El CUA trabaja con cinco universidades nacionales (Quilmes, San Martín, La Plata, Lanús y Tres de Febrero) y dicta dos carreras –ofrecerá otras dos desde 2014–, dos diplomaturas, programas de extensión, voluntariados universitarios y reúne a más de 400 alumnos. Uno de sus propósitos centrales es colaborar con la reducción de la cantidad de jóvenes que emigraban, año tras año, a estudiar a otras provincias. Entre sus principales logros figura haber permitido el ingreso de nuevas poblaciones que no podían acceder a ese tipo de formación: el 93 por ciento de los alumnos que recorren sus aulas es la primera generación de estudiantes de sus familias.

“Estamos trabajando muy bien con el sistema de retención de alumnos –dijo Leighton–. Fomentar la inclusión y la ampliación de derechos nos está dando muy buen resultado, y es una experiencia para replicar”, y agregó: “Si la inscripción sigue como ahora, el año que viene podremos decir que uno de cada 60 arequeros va a estudiar en el centro”.

En todo el país existen veinte centros universitarios, que dependen de siete Consejos Regionales de Planificación de la Educación Superior (Cpres) del Ministerio de Educación. Todos ellos se vinculan con distintas universidades nacionales y permiten acercar la educación superior pública y gratuita a regiones donde no estaba presente.

“El objetivo de los más de veinte centros que hay en todo el territorio nacional es fundamentalmente el desarrollo de carreras a término, relacionadas con las necesidades locales”, asegura Oscar Spada, director ejecutivo del Consejo de Planificación Regional de la Educación Superior del Ministerio de Educación, y agrega que “se realizan sobre la base del Plan Estratégico Universitario Nacional, que toma en cuenta cada una de estas regiones en función de los requerimientos de las intendencias y municipios”.

En ese sentido, en San Antonio de Areco hoy se dictan dos carreras: Ingeniería en Alimentos y Enfermería universitaria. Además, dos diplomaturas: Gestión de la Actividad Equina y en Agronegocios. El año que viene se sumarán la carrera de Turismo con Orientación en Planificación Turística, un programa de extensión que se llama Escuela de Artes y Oficios y una tecnicatura en Administración y Gestión de Haras, diseñada y creada especialmente para el CUA. “En San Antonio tenemos 39 haras y hay 38 haras más en la zona lindante, entonces necesitamos profesionales que puedan especializarse en la materia.” El municipio dispone del espacio y la coordinación del centro, pero el Ministerio de Educación financia todas las carreras.

Tanto en el caso de Areco como en los diferentes centros regionales se trabaja en tres sentidos: en políticas de arraigo, para que los jóvenes no dejen la región; en segundo lugar, en ampliación de derechos, garantizando el acceso a la educación universitaria, y en tercer lugar, en políticas de desarrollo local y de vinculación territorial. En lo que se refiere a este último punto, Leighton afirma: “Toda esta región es una región rural, tiene incipientes partes industriales. En la zona se intenta industrializar la ruralidad y para ello se necesita algo que no hay: mano de obra profesional”.

El alcance que tiene el CUA va más allá de los 3O mil habitantes de Areco, ya que llegan alumnos de pueblos vecinos, de Baradero o San Pedro. La directora afirmó que “se han logrado convenios con el transporte público de la zona. Les cobran 5 pesos y los chicos vienen a estudiar acá”. Y concluyó: “Nuestro sueño es que el centro universitario sea muy exitoso, que tengamos muchos alumnos y que tenga sentido pedirle al Estado Nacional que cree una universidad en San Antonio de Areco; sería la concreción del sueño no sólo de los que trabajamos en el centro, sino de los vecinos y de toda la región”.

Informe: Laura Guarinoni.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.