UNIVERSIDAD › EL CONGRESO Y LA ELECCION DE AUTORIDADES DE LA FUBA

La duda es si habrá quórum

El frente de izquierda que gobierna la federación estudiantil buscará mañana su reelección, pero la sesión del congreso depende de la presencia opositora. Los radicales y sus aliados no participarán. Unidos y Organizados todavía no definió.

La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) está desarrollando desde el miércoles y hasta mañana su congreso ordinario de debate y elección de autoridades. La apertura fue en las escalinatas de la Facultad de Ciencias Económicas –elegida por ser la cuna del actual rector, Alberto Barbieri–, donde se congregaron estudiantes y dirigentes estudiantiles de izquierda. El congreso incluye paneles de debate en todas las facultades y sedes del CBC y cerrará este sábado con un plenario en la Plaza Houssay, en el que se resolverá un plan de acción del estudiantado y se votará a la nueva conducción de la federación que nuclea a los centros estudiantiles de la UBA. El frente de izquierda que cogobierna la FUBA –encabezado por el PO y La Mella– aspira a renovar su mandato y, según aseguran sus dirigentes, tiene los votos suficientes. Pero sus delegados solos no llegan a completar el quórum necesario para sesionar 66 representantes sobre un total de 130. Los estudiantes de Unidos y Organizados, que se ubicaron como segunda fuerza el año pasado, todavía no definieron si entrarán o no al congreso. Los que sí decidieron fueron los dirigentes del espacio reformista (Franja Morada y aliados): no van a presentarse.

“Decidimos realizar la apertura del congreso en Económicas porque esta facultad representa todo lo que combatimos”, afirmó Julián Asiner, copresidente de la FUBA por el PO. “Representa el ajuste y la privatización que quieren establecer Barbieri y su vicerrector (Darío) Richarte, el ex jefe de la SIDE, en nuestra universidad.” Para Martha Linares, copresidente por La Mella, “hoy el peligro es que la FUBA se transforme en un órgano del rectorado”, en el caso de que se impusieran los sectores reformistas que apoyan a Barbieri. Pero Linares dijo confiar en que “existe un escenario político en el que creemos difícil que el kirchnerismo, o cualquier otra fuerza progresista dentro de la universidad, rompa con la izquierda. Si no se presentan el sábado a votar, y no dan quórum para la elección de autoridades, terminarían alineándose con la Franja Morada”, chicaneó.

La secretaria general de la FUBA, Sabrina Flax, militante de Unidos y Organizados, explicó que el kirchnerismo decidió no participar de los debates previos a la elección, pero aún no resolvió qué hacer mañana. “Nuestra experiencia de trabajo el último año en la secretaría no fue del todo buena, porque la conducción no nos permite llevar adelante algunas acciones que consideramos importantes”, dijo. Además, apuntó “que el congreso debería ser una herramienta de discusión para todos los estudiantes de la UBA, pero termina siendo solo para los militantes de izquierda. En particular, nosotros no participamos de los paneles y comisiones porque no estamos de acuerdo con los temas que se imponen para discutir”. Pese a las diferencias, sobre todo centradas en el posicionamiento ante el gobierno nacional, Flax sostuvo: “Coincidimos con la izquierda en que hay que pelear contra la privatización que impone el rectorado en detrimento de la universidad pública. Es por eso que aún estamos discutiendo si nos presentamos a votar el sábado”.

Desde la agrupación reformista Nuevo Espacio, Bruno Razzari Brion, consejero superior estudiantil, confirmó que no participarán de la elección: “No vamos a votar porque no legitimamos a la actual FUBA. A menos que se normalice la situación, no nos vamos a presentar porque nos parece que no se garantizan las reglas de juego”. Y añadió que “la postura del espacio reformista frente al congreso es exigir que se salga de esa posición de ilegalidad en que está desde hace diez años”. Tanto Razzari Brion como Flax coincidieron en plantear la gravedad de que “no son públicos los balances de la federación”. Pero Asiner negó categóricamente esa afirmación.

Entre los planteos que el congreso de la FUBA debate incluir en su plan de lucha, Linares nombró: “Una jornada nacional de protesta con las federaciones de todo el país para el mes de mayo, exigir un aumento de emergencia del presupuesto educativo, ya que si sigue aumentando la inflación esto da lugar a que desde el rectorado se hagan acuerdos con cualquier tipo de empresas para servicios. Y, por último, relanzar el boleto estudiantil, como en Rosario y La Plata”, además de continuar con la campaña por la remoción del vicerrector y “la democratización de la UBA”.

Informe: Laura Guarinoni.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.