UNIVERSIDAD › LA NEGOCIACIóN SALARIAL CON LOS DOCENTES

Votos a favor y en contra

Los gremios de los profesores universitarios debaten si aceptan o rechazan la oferta de un 33 por ciento de aumento salarial presentada por el Gobierno. Ya hubo definiciones en uno y otro sentido.

Ante la última oferta salarial del Gobierno, los sindicatos de los docentes universitarios están debatiendo desde ayer si aceptan o no la propuesta de un aumento salarial del 33 por ciento en dos cuotas (un 18 por ciento en mayo y un 15 en noviembre). La respuesta definitiva de las federaciones sindicales llegará mañana, después de sus respectivos congresos de secretarios generales, aunque ya hubo posicionamientos de los gremios de base tanto a favor como en contra de acordar con el Ministerio de Educación.

La séptima oferta salarial que presentó Educación en la paritaria docente universitaria fue la primera considerada “positiva” por parte de los sindicatos y que ameritaba “sentarse a negociar”. La propuesta se concretó el último viernes, un día después de la movilización de unas 50 mil personas en reclamo de más fondos para las universidades, aumentos salariales para docentes y no docentes, y un boleto educativo. Implicó una mejora de dos puntos sobre la oferta anterior (de 31 a 33 por ciento), el incremento de la primera cuota, el adelantamiento de la segunda y otro punto importante: el acuerdo regirá de mayo a febrero de 2017, cuando se reabrirá la negociación.

“En las ofertas anteriores los gremios rechazaban automáticamente y se iban pegando un portazo, ésta última obligó a sentarse, el cambio fue cualitativo”, graficó un sindicalista que estuvo presente el viernes. Si bien las definiciones de los gremios de base se terminarán de resolver entre hoy y mañana, antes de los plenarios de las federaciones, los primeros mandatos comenzaron a marcar diferencias entre las posturas vigentes en Conadu, Conadu Histórica y Fedun.

Varios gremios de base de la federación Conadu (alineada con la CTA conducida por Hugo Yasky) ya votaron rechazar la propuesta y tomaron la definición de seguir reclamando un aumento salarial mayor. Fueron los gremios docentes de las universidades de Buenos Aires (Feduba), La Plata, Córdoba, Rosario, Artes, Avellaneda, Quilmes, San Juan y Mar del Plata. Así lo expresó el secretario general de Feduba, Federico Montero: “La oferta mejoró, pero no cierra. Creemos que están muy distanciadas las cuotas y que la enorme inflación ya se comió los salarios –dijo–. Hay versiones de que el Gobierno está operando para romper la unidad que logramos expresar el jueves 12 e intentar cerrar un acuerdo desventajoso para los docentes. Nosotros creemos que después del gran esfuerzo que hicimos sería una pena, porque se puede mejorar esta propuesta.”

Las posturas parecían ayer más divididas en los gremios de base de Conadu Histórica (que integra la CTA dirigida por Pablo Micheli). “Los paritarios hemos resuelto no posicionarnos públicamente. Ahora opina la docencia en asambleas”, dijo a este diario Luis Tiscornia, secretario general de la Conadu Histórica (cuyo congreso se hará mañana). Ayer aprobaron la oferta salarial docentes del gremio del Comahue, de las sedes Bariloche, San Martín de los Andes y Neuquén.

También desde Conadu Histórica, pero desde la minoría en la conducción, el paritario Sergio Zaninelli se pronunció: “Hay que rechazar la propuesta, aceptarla es aceptar una rebaja de los salarios –caracterizó el dirigente de la Universidad del Sur–, acordar con este ofrecimiento es legitimar un brutal ajuste para todos los docentes, y por sobre todo es traicionar a un movimiento universitario que está en un claro proceso de crecimiento y movilización en torno a la defensa de la universidad pública”.

La federación docente Fedun (enrolada en la CGT que lidera Antonio Caló) también resolverá hoy su postura. Su secretario general, Daniel Ricci, opinó: “Es la primer oferta realmente analizable, consecuencia de un plan de lucha y de la movilización del jueves”. Desde Fedun y Conadu dijeron que un punto importante es exigir que se introduzca en la negociación una cláusula de “monitoreo del acuerdo”, para ver cómo evoluciona la inflación.

Los profesores de la UTN, agrupados en Fagdut, también están tomando una decisión. Según explicó anoche Eduardo Marostica, de las 31 seccionales ya votaron ocho: siete lo hicieron a favor de aceptar y una, en contra.

Informe: Gastón Godoy.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.