DEPORTES › EL PANORAMA DEL CLAUSURA, A CUATRO FECHAS DEL FINAL Y CON SEIS CANDIDATOS EN LA PELEA POR EL TíTULO

Torneo peleado, pero con final anticipada

El Estudiantes-Independiente del domingo puede empezar a definir un campeonato que se puso atractivo un par de fechas atrás. Si el equipo de La Plata logra el triunfo, sus chances serán inmejorables.

 Por Pablo Vignone

Se desgrana la definición por el título del Clausura: los candidatos son los mismos que dos fechas atrás, cuando el torneo finalmente cobró interés, es decir, Estudiantes, River, Boca, San Lorenzo, Independiente y Vélez, pero en lugar de estar separados por apenas cuatro puntos, ahora son seis los que separan al primero del sexto, la mitad de las unidades que quedan en juego. Una diferencia de tres puntos, como la que lleva Estudiantes sobre River, su escolta, cuando sólo restan cuatro fechas para terminar el torneo, no es necesariamente tranquilizadora aunque sí puede resultar decisiva si el equipo de La Plata logra conservarla después de la próxima fecha, un partido clave contra Independiente, una auténtica final anticipada para este certamen.

Esta 16ª fecha enfrenta a cuatro de los seis candidatos: además del encuentro entre Estudiantes e Independiente, Vélez recibe a Boca en un partido que acaso tenga menos incidencia en la definición, pero que probablemente termine sacando de carrera a un candidato. Sin embargo, todos los pronósticos apuntan a lo que suceda el domingo a las 18.40 en La Plata. Y está claro por qué: si el equipo de Avellaneda gana, abre la posibilidad de que se reduzcan las diferencias entre el puntero y sus escoltas, de que el grupo candidato se “achate”; River podría alcanzar eventualmente la punta.

En Estudiantes cunde un optimismo cauteloso, porque también consideran determinante el resultado del domingo. Para entusiasmarse, los hinchas trazan paralelos en esta campaña y la del Apertura del 2006, un año y medio atrás, cuando ganaron el título en la recordada final con Boca. Y repasan: Estudiantes tiene 33 puntos al cabo de 15 fechas, apenas uno menos que en 2006; sin embargo, en aquella campaña había perdido tres partidos, contra sólo dos derrotas de este ciclo.

Inclusive, sugieren que este River versión Simeone, el principal rival en la lucha por el título, presenta cierto desequilibrio anímico muy similar al que caracterizaba al Boca de Ricardo La Volpe en aquella gloriosa campaña. Pero aceptan que este equipo no tiene la explosión ni la potencia ofensiva de aquél, que disfrutaba tanto de Mariano Pavone como de José Luis Calderón, y se lamentan porque la dimensión goleadora de Leandro Lázzaro no se haya revelado completamente, aunque aplauden las apariciones salvadoras de Ezequiel Maggiolo contra Gimnasia. Más: si aquel Estudiantes ’06 arrancó su carrera arrolladora después de haber sido eliminado de la Libertadores por el San Pablo y por penales, sueñan con que, después de todo, no debe ser tan malo haberse quedado afuera de esta edición 2008 de la Copa a manos de la Liga Deportiva Universitaria de Quito...

¿Tiene Estudiantes un fixture más sencillo? No tanto: por un capricho de la programación, los rivales que deja River los toma el equipo platense, de manera que hay tres equipos que, en estas cuatro fechas que faltan, tendrán que vérselas con ambos candidatos: Huracán, Colón y Olimpo. La diferencia es que Estudiantes recibe a Independiente mientras que River, en la última fecha, juega ante Banfield. “Tenemos todo para lograr el objetivo que nos queda que es salir campeón –señaló ayer Ariel Ortega–. El grupo está contento porque se pelea el torneo. Faltan cuatro partidos y lo podemos hacer.”

Tampoco habría que ignorar lo que vaya a suceder esta semana con la resolución de los cuartos de final de la Libertadores, de las que dependen las suertes cortoplacistas de Boca y San Lorenzo. Los dos actúan esta semana con necesidad de triunfo para sostenerse en el torneo continental; una eliminación, por dolorosa que sea, volcará los esfuerzos que queden disponibles en los últimos metros de la campaña por el título local. Paradójicamente, si Boca parece más proclive a quedarse en la Copa respecto a San Lorenzo (desde el punto de vista de que su rival, el Atlas de Guadalajara, pareció ser un equipo más limitado que la LDU a la que visitará en la altura de Quito el equipo de Ramón Díaz), también está relativamente mejor posicionado en el Clausura, un punto arriba del conjunto de Boedo.

La suerte de Independiente la sintetiza su entrenador, Claudio Bor ghi: “Si le ganamos a Estudiantes en La Plata, renace la ilusión de pelear por el título”. El resto de los candidatos confía en que así eso suceda.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Sebastián Verón (Estudiantes) predica “jugar con osadía”.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.