DEPORTES › EL MEJOR DEL MUNDO NO JUGARá LA FINAL DE LA DAVIS A CAUSA DE UNA LESIóN

La Copa está servida, Nadal no viene

Una de sus rodillas le reclama más reposo y le provoca un dolor “incontrolable”, por lo que renunció a viajar a Mar del Plata. El equipo argentino lo celebró como “una buena noticia”. Del Potro jugaba esta madrugada en el Masters.

La posibilidad de que la Argentina gane la primera Copa Davis de su historia tenística creció un tanto luego de que el mejor tenista del mundo, Rafael Nadal, confirmara que será baja en el equipo de España que vendrá a Mar del Plata. Para colmo, el capitán del equipo español, Emilio Sánchez Vicario, tiene problemas para formar el equipo, ya que Tommy Robredo, quien apuntaba como reemplazante del mallorquín, aseguró que no podrá integrar el conjunto. En el equipo argentino descorchan champán, aunque Juan Martín Del Potro ya no pueda cumplir con su promesa de sacarle los calzones...

Un dolor “nuevo e incontrolable” dejó a Nadal fuera de la final, según anunció el propio jugador en Barcelona tras someterse a varios exámenes médicos. “Hice todo lo posible para intentar llegar a esta final. Estoy acostumbrado a jugar con dolor en la cancha y lo he aguantado bastante bien, pero éste es un dolor distinto, un dolor nuevo. No consigo controlarlo”, explicó.

Nadal sufre una tendinitis en el tendón cuadricipital de su rodilla que requiere aún 15 días de recuperación para empezar a entrenar con normalidad y de tres a seis semanas para volver al máximo nivel. “Por eso no va a ir a la final de la Copa Davis”, zanjó el médico de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Angel Ruiz-Cotorro, que acompañó al tenista durante el anuncio. Hoy faltan diez días para el comienzo de esa final.

“Después de un año largo y muy positivo como fue éste, perderme dos citas muy importantes para mí, como el Masters de Shanghai y la final de la Copa Davis, son momentos difíciles. Está claro que a veces las cosas vienen así y no se puede hacer mucho más”, declaró un resignado Nadal.

El tenista intentó el sábado y el domingo “entrenar suave” para determinar el alcance de su lesión, pero según contó, la rodilla no le respondió bien. “Desde el partido con Nikolai Davydenko no me encuentro demasiado bien. No me siento preparado para enfocar una final como ésa”, declaró.

Las pruebas a las que se sometió en una clínica de Barcelona determinaron que el tratamiento intensivo de recuperación aconsejado por Ruiz-Cotorro para recuperarse a tiempo no tuvo éxito. “Estuvo diez días en reposo, haciendo todo tipo de rehabilitación y todas las pruebas pertinentes. Se mantiene la inflamación, con lo cual lógicamente no podrá estar en la Copa Davis porque no puede forzar al ciento por ciento”, detalló el médico, que recomendó a Nadal antiinflamatorios, fisioterapia y crioterapia.

“Es una lesión aguda, producida por un movimiento violento. En un tendón realmente tocado, el infiltrar es totalmente imposible. Sería una locura. El tendón lleva semanas avisándole y hay momentos en los que el organismo ya no da más. No íbamos a tener un final feliz”, añadió.

Nadal, que ganó 82 de sus 93 partidos en 2008, negó que la lesión le llegara por haberse exigido demasiado durante la temporada en busca del tope del ranking. “Está claro que esta temporada cumplí varios objetivos. La realidad es que no apuré prácticamente en nada. No he hecho ningún torneo extra.”

El tenista español aún no tiene decidido si viajará con el resto del equipo a la Argentina. Su baja supone un durísimo golpe para el equipo español, campeón en 2000 y 2004, ya que Nadal sólo perdió uno de los once partidos individuales que disputó en su carrera en la Davis. “Seguro que mis compañeros pueden ganar la final sin mí”, dijo en todo caso Nadal, que tras las pruebas se reunió durante dos horas con el capitán Sánchez Vicario.

“Las opciones de España no se acaban en mí. España sigue teniendo opciones de primer nivel para poder conseguir la victoria”, afirmó Nadal. Su compañero David Ferrer, que de esta manera se transforma en la primera raqueta del equipo europeo, afirmó que “la baja de Rafa es otro aliciente más para ganar la ensaladera y dedicarla a toda España y a él también”.

Pero Robredo, que pintaba para reemplazo, sorprendió con sus declaraciones: “Me encantaría ir a la final, pero es imposible que esté disponible”, dijo ayer desde su lugar de vacaciones. “Hace casi un mes que no sé nada de la Copa Davis –afirmó–. Llevo casi doce días sin hacer nada y sería una sorpresa que me convocaran, pero no podría ir. No porque no quiera, sino porque sería una locura y no aportaría nada al equipo. No salido a correr ni siquiera cinco minutos y no podría defender al país como se merece”, dijo Robredo, para quien ahora “las opciones de ganar han cambiado. Si antes estaban al 50-50, ahora sin Rafa quizás estén al 70-30 para Argentina”.

Sánchez Vicario esperará hasta hoy para dar el equipo, con David Ferrer, Feliciano López, Fernando Verdasco y, posiblemente, Nicolás Almagro o Carlos Moyá.

Compartir: 

Twitter

La expresión de dolor de Nadal lo dice todo: “No me siento preparado para una final como ésta”.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.