DEPORTES › HACE OCHO MESES QUE RIVER NO LOGRA TRES TRIUNFOS CONSECUTIVOS

Se extrañan los tres al hilo

El equipo de Gorosito se considera en ascenso tras las victorias sobre Nacional de Paraguay y Central y buscará contra Banfield, el domingo, la tercera victoria en sucesión, un logro que llamativamente no consigue desde junio pasado.

Cuando el entrenador de River, Néstor Gorosito, le pidió al delantero Cristian Fabbiani, convertido en el nuevo personaje mediático del plantel, que bajara el perfil, argumentando falta de méritos en la campaña actual en la que enancar semejante grado de exposición, sabía de lo que hablaba. Hay que ganar seguido para sacar chapa. Pero River, el máximo ganador de títulos de la historia oficial del fútbol argentino, no obtiene tres victorias consecutivas desde hace ocho meses. El domingo, si le gana a Banfield, puede volver a saborear la miel de una minirrachita, tan común en su rico historial, tan ausente en el pasado reciente.

“No hay que creérsela por haber ganado dos partidos. Sin embargo, reconozco que estamos en una levantada futbolística”, dijo Gorosito esta semana. River viene de ganarle al Nacional de Paraguay, 1-0, el jueves 12 de febrero, por la Copa Libertadores, y a Central, 2-1 en Rosario, el domingo pasado, por el Clausura, el día en que Fabbiani sólo precisó de media hora para cambiarle la cara al equipo y transformarse en el personaje que revolucionó a los hinchas de la banda roja. El domingo, la chance es con Banfield.

River no obtiene tres victorias consecutivas desde el cierre del Clausura 2008, que terminó conquistando. En la 17ª fecha de aquel torneo, el 1º de junio, superó 2-1 a Colón; en la 18ª ronda, el 8 de junio, le ganó 2-1 a Olimpo; dos semanas más tarde, el 20 de junio, se impuso 3-2 sobre Banfield, precisamente. La racha no continuó porque el 26 de julio, jugando por el Torneo de Invierno en Mar del Plata, empató 1-1 con San Lorenzo, con un tanto de Ortega, y luego cayó en una definición por penales.

Los fanáticos de River vivieron en carne propio el terrible segundo semestre del equipo, que jugó 23 partidos oficiales (19 por el torneo oficial, 4 por la Copa Sudamericana) y sólo pudo ganar cuatro, contra Central (2-0, tantos de Tuzzio y Ríos, el 17 de agosto) e Independiente (1-0, gol de Falcao, el 16 de noviembre) por el Apertura, y contra Defensor Sporting (2-1, el 25 de septiembre en Montevideo), la noche de los dos goles de Sebastián Abreu, y por el mismo resultado, con tantos de Ferrari y Barrado, el 2 de octubre en el Monumental. No hubo siquiera dos triunfos encadenados.

Néstor Gorosito arrancó su tarea el 5 de enero, mes y medio atrás, y los resultados del verano tampoco le fueron favorables, aunque nada podía hacer esperar lo contrario: empates con Independiente, Racing y San Lorenzo y las dos caídas ante Boca.

“El fútbol pasa por lo psicológico –opina Augusto Fernández, uno de los futbolistas más criticados por los hinchas de River, pero que sería titular contra Banfield– y las dos victorias seguidas fueron fundamentales.” Una tercera, entonces, sería ideal y, en el pasado reciente, inédita. “Vamos ganando en confianza partido a partido, por los triunfos que logramos”, coincidió Mauro Rosales. El equipo jugaría con Ojeda; Ferrari, Gerlo, Sánchez, Villagra; Fernández, Ahumada, Abelairas; Buonanotte; Rosales, Falcao. Fabbiani irá al banco, donde podría estar Marcelo Gallardo.

Compartir: 

Twitter
 

Gorosito haría dos cambios para el partido contra Banfield.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.