ECONOMíA › PROPUESTA DE NOURIEL ROUBINI

Nacionalizar los bancos

 Por Tomás Lukin

El plan de Bush para salvar a los bancos fracasó y Obama salió a probar suerte con un billonario programa. Para el polémico Nouriel Roubini es demasiado tarde: el sistema bancario está al borde de la insolvencia y asegura que la única forma de resolver el problema de los activos tóxicos es nacionalizando, de manera temporal, los bancos al borde de la quiebra. Desde su blog del GlobalEconomonitor (www.rgemonitor.com/blog/roubini), el profesor de la escuela de negocios Stern de Nueva York y el economista Matthew Richardson proponen “hacer como hicieron los suecos pero a escala norteamericana”. En 1992, en medio de una grave crisis financiera, el gobierno de Suecia tomó el control de los bancos insolventes, los limpió y los reprivatizó. Los especialistas reconocen las enormes diferencias que existen entre ambas situaciones, pero sostienen que si se aplica de manera correcta, la “solución sueca” puede funcionar. Las principales ideas de Roubini-Richardson al respecto son las siguientes:

- Como economistas del libre mercado que enseñan en una escuela de negocios en el corazón del capital financiero mundial, nos sentimos blasfemos proponiendo que el gobierno tome el control de los bancos. Pero el sistema financiero llegó a tal punto que ya no quedan opciones.

- El reciente programa de Timothy Geithner, secretario del Tesoro, tiene muchos elementos buenos, pero el plan no va a salvar nuestros problemas financieros porque asume que el sistema está solvente. De todas formas, el plan tiene algunos puntos necesarios para reestablecer la salud del sector: el test de stress para separar a las entidades viables de aquellas que están en quiebra y el establecimiento de un fondo de inversión con capitales públicos y privados para comprar los activos contaminados.

- La nacionalización es la única opción que nos permitirá resolver el problema de los activos tóxicos y reestablecer los préstamos. La economía va a seguir apestando, pero frenará la espiral asesina en la que estamos metidos ahora. El proceso no será fácil, pero éstos son los principios que debe seguir el gobierno.

La receta

- Primero (el paso más difícil): Determinar qué bancos son insolventes. En este paso puede servir el test de stress Geithner para separar las instituciones viables de las que están quebradas. El gobierno tiene que realizar esta tarea de una sola barrida para evitar el pánico. De otro modo, la caída de un banco comenzaría una corrida sobre los activos y la deuda de largo plazo del resto. Será un duro camino, pero los reguladores deberán mantenerse fuertes.

- Segundo: Nacionalizar inmediatamente las instituciones insolventes. Se eliminará a los accionistas y los tenedores de deuda de largo plazo podrán reclamar sólo después de que los depositantes y los acreedores de corto plazo reciban su dinero.

- Tercero: Separar los activos entre buenos y malos. Los activos malos serán valuados a valor corriente. Y, como en el plan de Geithner, capitales privados podrán comprar una parte de esos activos tóxicos. Los activos en buen estado volverán a ser privados de nuevo. Lo que se recaude por la venta de todos los activos, buenos y malos, irá primero a los depositantes y luego a los tenedores de deuda. Alguna parte posiblemente vaya al Estado para cubrir los costos administrativos de la operación. Si se les paga todo a los depositantes, el gobierno saldrá hecho.

- Cuarto: Fusionar todos los activos malos que queden en una sola empresa. Esta entidad podrá conservar los activos hasta el vencimiento o liquidarlos.

- El resultado será un sistema financiero saludable con muchos bancos nuevos capitalizados con activos buenos. Los bancos insolventes “demasiado grandes para caer” serán divididos en partes más pequeñas con menos chances para poner todo el sistema financiero bajo amenaza. Se harán reformas regulatorias para reducir la posibilidad de una crisis futura.

- Básicamente, ahora somos todos suecos. Usamos todas las balas y el hombre de la Bolsa sigue viniendo. Saquemos la bazooka y terminemos con esto.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.