ECONOMíA › EL GOBIERNO CONVOCO A UNA REUNION PARA EL MARTES, PERO LAS ENTIDADES AGROPECUARIAS RESOLVIERON HACER PARO IGUAL

Antes de la reunión, un poco de lockout

La ministra de Producción, Débora Giorgi, envió una carta a las entidades de la Mesa de Enlace convocándolas a un encuentro. Los dirigentes ruralistas dijeron que irán, pero igual llamaron a un lockout hasta el martes.

 Por Daniel Miguez

El Gobierno convocó a los representantes de las entidades agropecuarias a una reunión para el martes próximo a las 14. Los dirigentes ruralistas dijeron que acudirán a la cita, pero igual llamaron a un lockout que comenzará hoy a las 12 y terminará dos horas antes del encuentro, que será, en principio, con la ministra de Producción, Débora Giorgi.

La convocatoria fue hecha ayer por Giorgi, bajo cuyas órdenes funciona la Secretaría de Agricultura que maneja Carlos Cheppi. En medio de fuertes tensiones internas, las cuatro entidades agropecuarias aceptaron la invitación, a la vez que lanzaron un lockout que implica la no comercialización de granos y hacienda gorda por cuatro días sin cortes de ruta.

Las peleas dentro de la Mesa de Enlace se agudizaron el miércoles a la noche cuando el Gobierno explicó que la indefinición de un encuentro entre las autoridades y los ruralistas se debía a un pedido de cuarto intermedio que solicitó el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati. En esa ocasión, el Gobierno también informó que Biolcati se había reunido cuatro veces, desde principios de año hasta el martes pasado, con el ministro de Planificación, Julio De Vido, tal como había revelado Página/12 en su edición del domingo pasado.

Ayer, la Federación Agraria marcó las diferencias internas al señalar que “Biolcati deberá dar explicaciones”, mientras que el titular de la Sociedad Rural sostuvo que sus pares estaban al tanto de esas negociaciones. Página/12 había informado que el presidente de la Sociedad Rural había mantenido al tanto sobre los avances logrados en esos encuentros al titular de CRA, Mario Llambías, y al dirigente de la Federación Agraria Alfredo De Angeli.

El presidente de la Sociedad Rural, el mismo miércoles, había negado sus encuentros con De Vido y dijo que sólo eran versiones periodísticas tendientes a dividir a los integrantes de la Mesa de Enlace. Pero ayer, ante las evidencias, admitió esos encuentros y acusó al Gobierno de faltar a los “códigos de confidencialidad”.

La convocatoria de Giorgi se produjo poco después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner declarara en una entrevista que “el Gobierno tiene una inmensa voluntad de diálogo” con las entidades agropecuarias. Inmediatamente, la Presidenta aclaró que no todos los reclamos de los ruralistas serán satisfechos. “No se puede decir siempre que sí a todo”, señaló. Y sostuvo además que “hay que mantener el equilibrio, hay que tener racionalidad y hay que ver cómo está el mundo en este momento y cómo estamos los argentinos”.

“A qué presidente o presidenta no le gustaría decir que no se paguen impuestos; pero eso no se puede. Por eso hay que dialogar, pero sin amenazas y sin presiones, y buscando el equilibrio”, añadió.

La Presidenta, después de detallar todos los beneficios otorgados a los productores rurales en los últimos meses, entre ellos una sustancial baja de las retenciones en la exportación de trigo y maíz, aseguró que en las reuniones que mantuvo desde enero el Gobierno con los ruralistas “ha habido avances en materia de carne, de leche y de trigo”.

El domingo pasado, en el mismo informe, Página/12 anticipó que luego de los documentos elaborados en conjunto por Cheppi y equipos técnicos de los ruralistas, Biolcati y De Vido llegaron a acordar siete de los nueve planteos realizados por las entidades agropecuarias.

Tras conocerse hasta qué punto habían avanzado las negociaciones y la existencia de las reuniones de De Vido con Biolcati, ayer Llambías sostuvo que las cámaras agropecuarias aceptaron la convocatoria del Gobierno “sin condicionamientos en cuanto a los temas a tratar”. “Hablaremos de todos los temas que hacen al desarrollo, incluido las retenciones, el tema lechero, carnes, lanas, sequía, todo”. Entre los puntos que se habían acordado hasta ahora entre el Gobierno y los empresarios del campo no estaba incluido el de suspender las retenciones. Y la Presidenta ya anticipó que el Estado no puede darse el lujo de pagar semejante costo fiscal.

Algunos funcionarios del Gobierno decían haber pecado de ingenuos por creer que, luego del enfrentamiento del año pasado, los dirigentes agropecuarios habían cambiado de postura y se habían abierto al diálogo para consensuar medidas posibles. “Esta semana, cuando ya teníamos todo listo para que los reciba la Presidenta, volvieron con el tema de la quita de la retenciones, algo que es imposible y ellos lo saben”, confesaba anoche a Página/12 un importante funcionario de la Casa Rosada.

Los ruralistas harán hoy un acto en Leones, provincia de Córdoba, donde el tono de los discursos marcará un indicio del nivel de interés en llegar a acuerdos con el Gobierno el martes próximo. Incluso lo que se diga en esa tribuna puede hacer peligrar la reunión. En el Gobierno esperan que no ocurra lo mismo que el 25 de mayo pasado en Rosario, cuando las frases que se dijeron desde el escenario motivaron la suspensión de las negociaciones.

En la carta que les hizo llegar Giorgi a los integrantes de la Mesa de Enlace se señala que esta nueva convocatoria se da en el marco de la crisis internacional y de la decisión del Gobierno de “atender las necesidades de todos y cada uno de los sectores de la sociedad, pero preservando especialmente a aquellos más postergados”.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner volvió a defender anoche la aplicación de retenciones a las exportaciones.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.