DEPORTES › BANFIELD GOLEO A VELEZ POR 3-0 Y CONTINUA EN LA PUNTA

Camina firme arriba

Con un gol de James Rodríguez y dos de Cristian García, el Taladro se impuso frente a los de Liniers y, en la recta final del torneo Apertura, volvió a ponerse cabeza a cabeza con Newell’s. El Sur fue una fiesta.

 Por Daniel Guiñazú

En el primer cuarto de hora del segundo tiempo, Banfield arregló y definió un partido que Vélez le había complicado. Un gol del colombiano James Rodríguez apenas a los 25 segundos, y dos excelentes resoluciones del mendocino Cristian García a los 3 y a los 13 minutos desataron una locura de gritos y banderas en el Sur. Con este 3 a 0, su quinta victoria consecutiva, Banfield reúne 32 puntos, igualó la línea de Newell`s en la punta del campeonato, estiró su invicto a 14 fechas y robusteció su sueño de salir campeón. Con esta nueva derrota, la cuarta del torneo y la segunda al hilo por este marcador, Vélez quedó a ocho puntos de los líderes con quince por jugar y se quedó casi sin esperanzas de ser bicampeón.

Nada hacía prever semejante desenlace. Vélez jugó mejor en el primer tiempo. Encimó bien a Banfield en la mitad de la cancha con Razzotti y Zapata bien cercanos a Erviti, aisló arriba a Silva y a Cristian García, hizo correr la pelota por los costados con Gastón Díaz y Cubero por la derecha y Papa y Maxi Moralez por la izquierda y, además, gozó de las situaciones más claras. Banfield jamás encontró la pelota y el partido. Cortado en el medio, sólo se arrimó al arco de Montoya con pelotazos frontales apuntados a la cabeza de sus delanteros rapados.

Pero en el comienzo de la segunda etapa el partido se dio vuelta en el aire y cayó del lado menos pensado. En el primer avance, James Rodríguez sacó un zurdazo desde fuera del área, la pelota rozó en Gastón Díaz y descolocó a Montoya. Vélez quedó sorprendido por el mazazo inesperado. Mucho más cuando tres minutos más tarde Silva habilitó a Cristian García y el reemplazante de Sebastián Fernández puso la pelota entre el arquero y el poste izquierdo. Con el 0-2, Gareca intentó revitalizar a su equipo. Lo sacó a Razzotti, lo puso a Rolando Zárate y mandó a jugar lo que quedaba con tres delanteros y tres defensores. Pero no hubo caso.

A los 13 minutos, Silva volvió a habilitar a Cristian García, esta vez con un taco, y el mendocino definió cruzando el derechazo al segundo palo. Tres goles abajo, Vélez perdió la brújula, el ánimo y la compostura. Ofuscado, pegó más de la cuenta, terminó con seis amonestados y a ocho minutos del final, el árbitro Baldassi le mostró la tarjeta roja a Cubero por un golpe con el brazo a James Rodríguez.

Mientras tanto, Banfield aguantó apostando a su solidez y a su autoestima por las nubes. Falcioni también hizo lo suyo. A veinte minutos del cierre, metió a Marchant por Erviti y dejó el partido a salvo de cualquier embestida de Vélez, que acaso haya perdido el último tren que lo llevaba al bicampeonato. Banfield le clavó tres estacas, una detrás de la otra, y suyo ahora es el sueño grande de lograr el primer título en Primera de su centenaria historia en el fútbol de la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

García festeja con Silva el primero de sus dos tantos de la noche.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.