DEPORTES › LOS PUMAS CAYERON ANTE GALES EN EL SEGUNDO TEST DE SU GIRA BRITANICA

Sólo fueron un lindo gatito

A diferencia de lo que sucedió la semana pasada en Londres, esta vez el conjunto que dirige Santiago Phelan se mostró impreciso y desconcentrado ante un rival defensivamente sólido y cayó sin atenuantes por 33-16 en el Millennium Stadium de Cardiff.

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cayó ayer ante el de Gales por 33-16 en el segundo test match de la gira que realiza por Gran Bretaña. A diferencia de lo ocurrido una semana atrás en Londres, el elenco albiceleste se mostró muy impreciso, desconcentrado y falló en distintos aspectos del juego, en especial en las formaciones fijas, y cayó sin atenuantes. Gales se mostró muy firme en defensa e impidió que el equipo albiceleste se arrimara a su ingoal durante la mayor parte del partido. Y además fue oportuno a la hora de capitalizar las desconcentraciones del representativo nacional. El equipo que dirige Santiago Phelan viajará ahora a Edimburgo, donde el sábado próximo cerrará su periplo enfrentando a Escocia en Murrayfield.

Como se suponía, Gales intentó jugar con las manos desplegando el juego hacia las puntas en un inicio, pero se encontró con un equipo argentino bien parado en defensa que no lo dejó progresar. Entonces, después de que Leigh Halfpenny fallara un penal incómodo y que sus jugadores perdieran varias pelotas en el contacto, los Dragones empezaron a utilizar los kicks profundos de Stephen Jones y James Hook para situar el juego en campo contrario. Y ahí los locales comenzaron a prevalecer.

Esta vez, Los Pumas no fueron sólidos en las formaciones fijas. Cometieron las fallas de siempre en el line y no estuvieron sólidos en el scrum, sobre todo por el lado de Rodrigo Roncero, que cometió varios penales.

Stephen Jones abrió la cuenta con un penal sobre los 9 y a los 16 Gales estiró la ventaja cuando el mismo Jones aprovechó un descuido de los jugadores argentinos, que se “durmieron” esperando que pateara a los postes, y jugó un penal rápido, lanzándose sin marca hacia la bandera derecha, donde apoyó para sellar con su conversión un parcial de 10-0.

Los Pumas intentaron jugar, pero les faltó precisión. Armaron buenas jugadas iniciadas por los forwards –gran trabajo de Juan Martín Fernández Lobbe–, pero cometieron muchos errores de manejo cuando intentaron abrir la pelota.

Lograron descontar con un penal de Martín Rodríguez Gurruchaga, pero en el final Stephen Jones, con un nuevo envío a los postes, puso el 13-3 con que se fueron al descanso.

Un kick tapado por Luke Charteris (en claro offside) a Agustín Figuerola a los 20 segundos de la parte complementaria le permitió al veloz Shane Williams estirar ventajas con un try apoyado cerca de los postes. Y enseguida Rodríguez Gurruchaga acortó diferencias con un penal.

Un intercambio de penales dejó el partido 23-9, hasta que al promediar la etapa Martín Rodríguez Gurruchaga le tapó un kick a Jonathan Davies y se tendió hacia el ingoal para dejar a Los Pumas a tiro de try convertido (23-16).

Parecía que Los Pumas estaban en condiciones de revertir la historia, pero Shane Williams tomó una pelota que quedó flotando en mitad de cancha y encontró muy mal parado al equipo argentino, accediendo al ingoal sin mayor oposición.

Ahí se acabó el partido. Los Pumas no pudieron levantarse y Gales controló el juego sin mayores inconvenientes, imponiéndose con justicia.

Compartir: 

Twitter
 

El capitán de Los Pumas, Corcho Fernández Lobbe, le pasa la pelota a Ledesma.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.