DEPORTES › SAN LORENZO SE IMPUSO POR 2-0 ANTE HURACAN EN PARQUE PATRICIOS

No lo dejó levantar cabeza

El equipo de Simeone encontró la ventaja rápido, con un cabezazo de Civelli, y lo liquidó en el final, con un gol de Torres. Los locales terminaron con diez. El partido arrancó con media hora de retraso por disturbios en la tribuna visitante.

Sin jugar un fútbol de alto vuelo, pero sin dejar margen para las dudas, San Lorenzo se aprovechó de un Huracán inofensivo y tozudo, para ganarle hoy por 2 a 0, con goles de Renato Civelli y Juan Manuel Torres. La victoria de San Lorenzo pudo y debió ser más amplia, pero si eso no sucedió fue pura y exclusivamente por culpa del arquero de Huracán Gastón Monzón, quien al menos evitó en cinco ocasiones la caída de su valla. Además del triunfo, San Lorenzo se llevó otra alegría: el retorno de Leandro Romagnoli, quien jugó treinta minutos y tuvo la chance de marcar un gol.

Antes de todo esto, se vivió uno de los tantos momentos negros que produce el fútbol, cuando previo al comienzo del partido, hinchas de San Lorenzo y la policía protagonizaron una violenta pelea, que provocó algunos lesionados (ver aparte). Esta situación determinó que el encuentro se iniciase con media hora de demora.

El primer tiempo resultó equilibrado, al menos en el manejo de la pelota, porque tanto Huracán como San Lorenzo mostraron la misma falencia: carecer de profundidad en los últimos metros del campo.

Pero claro, eso le resultó fatal a Huracán, porque a los 8 minutos, tras un tiro libre ejecutado por Torres desde la izquierda, Civelli, totalmente solo, cabeceó la pelota y la envió al fondo del arco.

A partir de entonces, Huracán potenció su incapacidad para llegar y la lentitud, a veces exasperante, para mover la pelota. Los Díaz, el “Rengo” y Leandro, y Patricio Toranzo toquetearon la pelota hasta unos 30 metros del arco de Migliore, pero a partir de ahí todo quedaba en la nada.

El mejor reflejo de esto es que las dos únicas llegadas de Huracán en esa primera etapa fueron por sendos tiros libres de Rodríguez, que se fueron muy cerca del palo izquierdo de Migliore.

Y esa falencia del local fue bien aprovechada por San Lorenzo, que se abroqueló en defensa y salió rápido en contraataque, especialmente a través de Juan Carlos Menseguez.

Poco cambió el panorama en el segundo tiempo. Huracán tuvo más la pelota, pero siguió careciendo no sólo de poder de gol, sino también de alguien que pudiera generar una mísera jugada de riesgo.

San Lorenzo, mientras tanto, apostó al contraataque y por esa vía, facilitada también por la endeblez de la defensa de Huracán, pudo golear, pero eso no sucedió por la estupenda tarea de Monzón. El arquero de Huracán tapó cinco situaciones (tres a Menseguez, una al “Kily” González y otra Romagnoli) claras de gol, y su arco recién pudo ser vulnerado nuevamente a los 89 minutos, cuando Chaco Torres habilitado espectacularmente por el nigeriano Orode lo eludió y, con el arco libre, puso el 2-0 final.

Compartir: 

Twitter
 

Civelli festeja su gol de cabeza, el primero de la tarde.
Imagen: Bernardino Avila
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.