DEPORTES › PRESENTARON EL DAKAR 2010

Aventura atenuada

 Por Pablo Vignone

Con la promesa de una negociación para volver en el 2011, el Dakar presentó en Buenos Aires su edición 2010, con menos etapas en la Argentina, con un porcentaje de inscriptos un 20 por ciento menor a la de este año, pero con un alto número de participantes argentinos que se destacan frente a la menor afluencia de europeos.

Etienne Lavigne, el presidente de ASO, la empresa organizadora de la maratón que se desarrollará entre el 1º y el 17 de enero próximos, dio a entender que el regreso de la prueba al Africa es posible, ya que “los costos de transporte marítimo (para traer los participantes europeos a Sudamérica) son muy altos”. Esos costos desalentaron a muchos competidores habituales: “Si bien hay una crisis a nivel mundial, estamos orgullosos de tener tantos participantes –dijo Lavigne (foto)–. Pese a que hay menos de 400, éste es el mejor rally del mundo, sin dudas”. Tampoco habrá tantos equipos oficiales, después del retiro de Mitsubishi (en autos) y KTM (en motos). Volkswagen, que inscribirá cinco máquinas, es el principal candidato a ganar el Dakar, como ya hizo este año.

“Aún no hemos pensado qué haremos en 2011 –reconoció el empresario francés–. Sí sabemos que es imposible volver a Africa por el momento, debido a los problemas que existen en algunos países.” Tanto el gobierno argentino como el chileno, que en conjunto aportaron cerca de 12 millones de euros a ASO para tener la prueba, solicitaron ya extender la relación al 2011.

La dureza de la edición 2009 no se repetirá en la próxima edición. “Los franceses no querían hacer una Dakar para ‘Barbies’, pero se les fue la mano –sugiere a Página/12 Francisco “Patxi” Otaño, el rosarino que correrá con el prototipo Monti09, construido por Leo Monti, el director técnico del equipo Honda Petrobras campeón de TC2000–. Este año no será tan difícil y además los argentinos ya conocemos mejor la prueba.” Eduardo Alan, el motociclista que este año estuvo perdido durante 18 horas, asegura que “este año llegamos con más tiempo para preparar la moto para la largada. Yo quiero mejorar la clasificación que logré este año con tantos problemas, pero el objetivo sigue siendo llegar”.

En esta edición participarán 138 autos, 185 motos y 50 camiones, un total de 373 vehículos. Más del diez por ciento será representantes argentinos: 18 en autos, 15 en motos y 13 en cuatriciclos. Entre estos último se destaca Marcos Patronelli, que fuera segundo en la última edición. “Se siente un poco de presión por lo hecho este año –reconoció el piloto de Las Flores–, pero el dajar es muy difícil y muy traicionero. Hay que correr usando mucho la cabeza, manejando con mucha tranquilidad. Es una carrera muy larga y cualquier etapa te puede dejar fuera de competencia.” Habrá también 23 participantes chilenos. Entre argentinos y trasandinos suman casi el 20 por ciento de los competidores, con inscripciones que se miden en miles de euros.

Al Dakar le pesa la muerte del motociclista francés Pascal Terry en enero pasado. “Este año hemos hecho muchas más cosas para que el público tenga seguridad a la hora de ver el paso de los autos”, dijo Lavigne. Este año, las cifras oficiales hablaron de cuatro millones de fanáticos al borde de las rutas. La prueba partirá de Buenos Aires y pasará por Colón, Córdoba, La Rioja y Fiambalá antes de cruzar la cordillera el 5 de enero. El Dakar volverá a la Argentina una semana más tarde, tocando San Juan, San Rafael y Santa Rosa antes de regresar a Buenos Aires el 17 de enero.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.