DEPORTES › PASSARELLA PROMETE QUE “SE ACABARá LA JODA” SI ES PRESIDENTE

“Quiero un River que sea serio”

Ex jugador y ex entrenador del club, ahora candidato a presidente, intenta imponer el estilo recio que lo caracterizó en esas etapas. Respalda al actual técnico, Leonardo Astrada, y cree que “es tiempo de que los jugadores que están vendidos se vayan”.

Daniel Passarella, ídolo de River y candidato a presidente en las elecciones del próximo sábado, aseguró que, de imponerse en los comicios, se terminará “la joda” en el club, y afirmó que hablar de refuerzos sin saber la opinión del técnico es “pensar en política y no en un proyecto futbolístico serio”. El ex entrenador del club y de la Selección destacó que “lo más importante es que el socio sabe que uno no es político ni empresario. Soy un hombre del fútbol y creo que soy el candidato más auténtico, porque me ha tocado vivir etapas como jugador y entrenador y conozco el club como ninguno”. Y agregó: “Vamos a integrar al fútbol con lo social, con la premisa de no hipotecar el club y respetando a sus trabajadores. Cuando asuma no voy a cortar cabezas, todos tendrán posibilidades, pero no vamos a aceptar la desidia. Si con el tiempo no entienden el mensaje, lo lamento”.

En relación con su modelo de conducción, Passarella indicó: “Hay que traer profesionales para cada área, que me hagan ganar plata para el club y poder equiparar el gasto operativo, en eso hay que europeizar el club. Todos hablan de proyectos y de muchas cosas, pero hay prioridades”.

Passarella señaló también que River le abrió “las puertas del mundo. Me hizo jugar diez años en la Selección, en Italia, y ganar diez campeonatos con este club. Esta es mi escuela. Pero también quiero que el club tenga cosas del ’75. Por ejemplo, que el vitalicio pueda venir con su familia a disfrutar de las instalaciones, porque siempre River fue un club familiar”.

En el plano futbolístico, el entrenador dijo que “es la hora de darles posibilidades a los chicos que vienen de abajo para que crezcan jugando en la Primera. Es tiempo de que los jugadores que están vendidos se vayan, porque no es beneficio para River tenerlos en el equipo. Es un beneficio para el empresario o sus amigos, porque están esperando una posibilidad de mejor venta y usan la vidriera del club”.

Sobre la situación del actual director técnico, Leonardo Astrada, el candidato explicó: “La idea es respetar los contratos, por eso Astrada seguirá en su lugar. Yo quiero un club serio y con otra imagen. Me siento como cuando se definía el campeonato (en 1979) en cancha de Boca, y me hicieron patear el penal ante Gatti dos veces. Venía la historia de Delem, que se lo había atajado Roma, pero yo podía patearlo diez veces y Gatti ni siquiera iba a oler la pelota: así me siento ahora, con esa fuerza”.

Mientras algunos hablan de los refuerzos que llegarían al club, Passarella prefiere la cautela: “Para los refuerzos hay tiempo, y no queda bien que yo me junte ahora con Astrada para hablarlo, aunque él ya debe tener una idea. No está bien que el presidente le compre los refuerzos al equipo, porque para eso hay un entrenador y hay que consultarlo para saber cuáles deben ser, ése es un error estratégico. Así se piensa en política y no en un proyecto futbolístico”.

Uno de los puntos de conflicto que padeció River en los últimos años fue la inserción de los barrabravas. En ese sentido, Passarella remarcó: “El que se porte mal dentro del club tiene que ir preso. Cuando yo llego, se acaba la joda. Hubo dos tipos en River que nos peleamos con la barra: José Yudica y yo. Pienso que si venís a nuestro club hay leyes que respetar, y de no ser así habrá videos que no se van a apagar, y no habrá seguridad desatenta. Los que no cumplan con su tarea se irán. Siempre por mi manera de ser me rebelé ante el poder de turno. Contra (Angel) Labruna en su momento, aunque después fui su capitán”. Y aclaró: “También me rebelé ante Julio Grondona y le di la mano en pelotas a (el ex presidente de facto Rafael) Videla cuando salimos campeones del mundo en el ’78. Y cuando me rebelo aparece lo mejor de mí, quiero ganar esta batalla porque yo acá vengo por la gloria y no por la plata”.

Passarella señaló que, si finalmente es el elegido en los comicios del sábado, realizará una investigación profunda sobre la actual dirigencia: “Vamos a hacer una auditoría contable porque 41,5 millones de pesos de déficit no me cierra, yo sospecho que es mucho más grande. Es importante saber en qué estado tomamos el club. Yo siempre me rebelé contra el poder de turno, y ahora contra estos dos muchachitos (por el presidente José María Aguilar y el secretario Mario Israel), que se tienen que ir del club porque lo devastaron, fueron el peor gobierno de la historia y quieren seguir, porque ahora apoyan a (Rodolfo) D’Onofrio”

Compartir: 

Twitter
 

“El de Aguilar e Israel fue el peor gobierno de la historia.”
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.