DEPORTES › BANFIELD LE GANó A HURACáN CON UN GOL DEL URUGUAYO

Silva conducción

Al conjunto del Sur le alcanzó con poco para dejar atrás a un débil Huracán, y ahora se ubicó transitoriamente en lo más alto de la tabla.

 Por Daniel Guiñazú

Banfield se desató a tiempo. Y después de lánguidos 45 minutos iniciales, en los que no le puso pimienta al partido, se acordó de que debía poner algo más para ganar y reinstalarse en la punta del torneo Apertura. Méndez plantó bandera en la mitad de la cancha, Erviti dejó de apuntarle sus pelotazos a la cabeza de Silva, el goleador uruguayo no se olvidó de su sana costumbre, el resto pisó a fondo el acelerador, y a partir de todo eso, la victoria del Taladro sureño decantó por su propio peso. Sin demasiada holgura. Pero sin nada para objetar. El 1-0 ante un Huracán, en el que Héctor Rivoira debutó como técnico, expresa con fidelidad lo que pasó anoche en Parque Patricios.

Fue llamativa la actitud de Banfield en el arranque. El equipo de Julio César Falcioni dejó pasar de largo la primera mitad sin volcar nunca sobre la cancha la intensidad necesaria en este momento de decisión. No jugó mal. Pero acaso demasiado preocupado por no desordenarse y no perder pulcritud en el manejo de la pelota, no hizo sentir las diferencias que, se supone, deberían separarlo de Huracán. Con Emanuel Pío por James Rodríguez, mandado al banco por Falcioni, Banfield perdió juego. Y como Erviti empleó su movilidad y su calidad sólo para lanzarle pelotazos a Silva que generalmente, estallaron en la cabeza de Goltz, las llegadas fueron pocas y el partido, un bodrio.

No había que ser un genio para darse cuenta de que jugando así, Banfield no iba a ningún lado. Falcioni habló claro en el entretiempo. Y como los jugadores le hicieron caso, hubo otra reacción y un modo diferente de encarar lo que quedaba. Méndez se paró en la línea media y desde allí marcó territorio. Erviti se acordó de que es mejor que la pelota ruede. Barraza y Bustamante empezaron a trepar por los costados, Sebastián Fernández le imprimió más velocidad a sus movimientos y, entonces, la mejoría fue inmediata. Banfield fue el equipo que se esperaba, con otra dinámica y otra intención. Mas aún cuando, James Rodríguez entró por Pío para jugar la última media hora.

Bustamante estrelló un tiro en el travesaño. Y a los 68 minutos, el colombiano lanzó un corner desde la derecha, Bustamante cabeceó, Monzón sacó hacia su derecha y a la carrera, con un derechazo rabioso y explosivo, Silva marcó un 1 a 0 que nunca corrió peligro porque Huracán está devastado. Un solo dato ayuda a definir su triste devenir: no fue capaz de fabricar una situación de peligro en todo el partido.

Por eso, con poco, Banfield recuperó la punta. Con orden, prolijidad, el empuje de Méndez, los goles de Silva y un par de gritos pegados justo a tiempo le bastó para que el domingo, Newell’s vuelva a sentir la presión de tener que ganar para ser primero otra vez.

0- HURACAN

Jerez, Goltz, Filipetto,

D. Rodríguez; A. Sánchez, Bolatti, Esmerado,

L. Nieto; R. Díaz, Roffés.

DT: H. Rivoira.

1- BANFIELD

Lucchetti, Barraza, Méndez, V. López, Bustamante; Quinteros, Battión, Pío, Erviti; S. Fernández, Silva.

DT: J. Falcioni.

Estadio: Huracán.

Arbitro: Héctor Baldassi.

Gol: 68m Silva (B).

Cambios: 29m G. García por D. Rodríguez (H); 58m Trecco por A. Sánchez (H); 60m J. Rodríguez por Pío (B); 65m Marchant por Quinteros (B); 85m Carrizo por L. Nieto (H); 89m Sardella por S. Fernández (B).

Compartir: 

Twitter
 

El uruguayo Silva festeja otro tanto en el torneo.
Imagen: Alejandro Leiva
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.