EL PAíS › EL EX DIRECTOR DEL POLICLíNICO BANCARIO DESLINDó RESPONSABILIDADES HACIA LA OBRA SOCIAL

Cargando con más culpas a Zanola

Jorge Fainstein negó los catorce cargos que le imputaron. Sostuvo que sólo estuvo en el cargo ocho meses y que las irregularidades comenzaron antes. Y que la provisión de insumos corría por cuenta de la obra social, no del Policlínico.

 Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

Jorge Fainstein, ex director del Policlínico Bancario, rechazó ayer todas las imputaciones que le hizo el juez Norberto Oyarbide y le aclaró al magistrado que trabajó en el Policlínico apenas ocho meses, por lo cual no podría tener responsabilidad en nada de lo ocurrido. El conocido médico buscó ser categórico en sus respuestas y trazó un verdadero contrapunto con las acusaciones. Le insistió al magistrado en que ni siquiera en ese período tuvo relación con la compra de medicamentos ni con los contratos que firmó la Bancaria con las droguerías. Después de la indagatoria de ayer, Oyarbide tiene diez días para resolver la situación de Fainstein.

El magistrado acusó al médico de 14 hechos distintos. Fainstein los rechazó todos. “Sólo trabajé en el Policlínico este año. Ingresé en enero y la intervención me despidió en octubre. La investigación y una parte de las denuncias ya se habían concretado antes –le dijo Fainstein a Oyarbide–. Gran parte de los 14 hechos ocurrieron desde 2003 en adelante y son anteriores a mi ingreso como director médico, el 9 de enero de 2009”, sintetizó.

Uno de las acusaciones es que firmó acuerdos con el fideicomiso que manejó la cuestión de los medicamentos entre la Bancaria y la droguería San Javier. Fainstein señaló que no firmó nada de eso, pidió que le exhibieran las firmas, pero los funcionarios del juzgado –según sostuvo la defensa del médico– dijeron que no podían hacerlo porque estaban en las cajas del expediente. De todas maneras, Fainstein explicó que esos contratos los firma la obra social y no quien concreta los tratamientos, como era el caso del Policlínico. La responsabilidad –señaló el médico– siempre fue de la dirección de la obra social que él no integraba.

Respecto del suministro de medicamentos vencidos, Fainstein aclaró que en todos los casos se trató de hechos ocurridos antes de su asunción en el Policlínico. “Aun cuando fui director médico –explicó Fainstein–, la farmacia dependía de la dirección administrativa del Policlínico, que estaba bajo la órbita de Paula Aballay (la esposa de Juan José Zanola) y no bajo la órbita de la dirección médica.”

También Fainstein negó que haya firmado cheques para la compra de medicamentos. “No tenía firma autorizada para cheques. Y la razón es que esos contratos de provisión de insumos los realizaba la Obra Social Bancaria, no el Policlínico.”

Ese fue también uno de los argumentos centrales de la defensa de Fainstein, la inexistencia de responsabilidad en las áreas administrativas. El ex director médico argumentó que él se ocupaba de coordinar el servicio médico y no tenía funciones ni responsabilidad en lo que fuera administración.

La acusación contra Fainstein llamó mucho la atención. Es un médico conocido, de prestigio, y que no tenía relación con lo que constituye el centro de la maniobra que investiga Oyarbide: la existencia en la Bancaria de pacientes falsos a los que nunca se les dio medicación contra el cáncer, el HIV y la hemofilia, pero que se le habría cobrado a la Administración de Programas Especiales del Ministerio de Salud. A Zanola se lo acusa de encabezar una asociación ilícita que perpetraba esa maniobra.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Oyarbide ayer siguió tomando indagatorias en la causa de los medicamentos truchos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.