DEPORTES › LA EXTRAÑA VENTA DEL CLUB ESPAÑOL A UN DESCONOCIDO EMPRESARIO ARGENTINO

Xerez, un cuento de argentinos

El peor equipo de la Liga Española fue comprado por Federico, un inversor criollo del que no se conoce su apellido. Si bien la operación no se oficializó, los hinchas se oponen porque recuerdan las fallidas experiencias del Badajoz y el Leganés.

 Por Gustavo Veiga

En el club Xerez no se fían de los argentinos. Un empresario de los nuestros acaba de comprar esta sociedad anónima deportiva o SAD, como la llaman por su sigla en España, cuando el equipo va último en el torneo de la Liga y debe 22 millones de euros. Aunque la operación todavía no se oficializó, el nuevo dueño fue presentado como Federico, a secas, por el viejo dueño, un tal Joaquín Morales que inició en 2008 la epopeya del único ascenso a Primera en 62 años de historia. El 13 de junio pasado, tras ganarle 2-1 al Huesca, los andaluces subían a la categoría donde hoy lidera el Barcelona y ellos no pueden hacer pie: apenas tienen 7 puntos producto de una victoria y cuatro empates, marcaron 4 goles (un record histórico negativo) y les hicieron 25 en catorce partidos. Eso parece importarle poco al inversor que está por pagar unos 3 millones de euros por el 52 por ciento de las acciones. Pero sí movilizó a los forofos (hinchas) que en la ciudad de Jerez de la Frontera están que trinan.

“Con todo nuestro pesar, el Xerez va a desaparecer si vienen esos argentinos que dios sabe por qué se han fijado en él”, escribió en un foro, uno de sus seguidores. Otro precisó más: “Con los precedentes de Leganés y Badajoz ya empiezo a ver negro el futuro del Xerez. Si tenemos en cuenta cómo está el fútbol argentino, pues negrísimo”. La alusión al Badajoz no es ociosa. En 1998, Marcelo Tinelli desembarcó en el club de Extremadura y contrató a varios jugadores de Boca. Eso abonó la sospecha de que Mauricio Macri se había sumado a la sociedad. Héctor Bracamonte, Adrián Guillermo, Pedro González y Fernando Ortiz, entre otros, además del preparador físico de las divisiones inferiores boquenses, Fabián Bazán, pasaron por allí.

Con todo, al empresario argentino de 32 años que compró el Xerez no lo desalentaron las opiniones negativas de la afición. Al punto que envió el jueves pasado a dos emisarios para que revisaran las cuentas de la SAD. No hubo forma de que Morales diera más señas particulares del misterioso argentino. O sí, una: “Estoy convencido de que esta persona que tiene una financiera, mucha ilusión y bastante dinero, es la mejor de las opciones para el Xerez”.

Los integrantes de la federación de peñas salieron con los tapones de punta contra la negociación. Escribieron en un comunicado: “Desconfiamos plenamente tanto del grupo presumiblemente comprador y de las personas que han intervenido para su llegada, como de la operación en sí. Que el propio Joaquín Morales haya dicho públicamente que pretenden convertir al Xerez en un escaparate para futbolistas argentinos, es una nefasta noticia para el futuro de nuestro club”.

Estos simpatizantes, encabezados por el periodista y presidente de las peñas, Juan Carlos Corchado, se habían reunido con Morales para intentar que les vendiera un porcentaje de sus acciones. No lo consiguieron. Como tampoco prosperó el intento del alemán Bernd Schuster –que ya había dirigido al equipo y es el preferido de la gente– para comprarlas. El ganador de esta pulseada puede buscarse en un título de la cadena Cope: “El llamado grupo argentino se hace con el Xerez C.D”.

Aunque en Jerez de la Frontera desconfían de la operación que concretó Federico –por ahora no tiene apellido—, hay otros argentinos que transpiran la camiseta azul del club y que son respaldados por el público. Se trata del volante Emiliano Armenteros, autor del primer gol en la Liga para el Xerez, y el zaguero Leandro Gioda. El primero surgió de Banfield y su compañero de Lanús. Seguramente hoy, cualquiera sea el desenlace de nuestro campeonato Apertura 2009, habrá uno que le hará cargadas al otro. Y con la llegada del nuevo dueño de la SAD, podría sumarse como técnico un compatriota más: Ricardo La Volpe, cesanteado del Atlas, su último destino mexicano. La Voz de Cádiz difundió la noticia.

La cenicienta del fútbol español es una sociedad anónima desde la temporada 1992/93. Su primer accionista fue el ayuntamiento de Jerez de la Frontera y después pasó por las manos de tres empresarios diferentes. Morales, el último de ellos, acaba de viajar de vacaciones a Argelia y antes de abordar un avión anunció que ya estaba definida la operación, aunque se hizo el enigmático con los nuevos propietarios argentinos.

El plantel del Xerez, allá por marzo de 2004, había posado desnudo en la revista Interviú como señal de protesta porque le debían cuatro sueldos atrasados. Estaba en Segunda y fue su momento de mayor repercusión internacional. Al tiempo, adquiriría el club su propietario actual gracias a la empresa Luz Costa Inmueble. Y si bien logró el ascenso hace un semestre, nunca pudo poner las cuentas en orden. Por eso hace tres años se había decidido a venderlo.

En Jerez, muy cerca del puerto de Sanlúcar de Barrameda, de donde partió Colón en uno de sus viajes hacia América, los integrantes de las peñas juntan firmas por Internet para pedir la renuncia del director general y el Consejo de Administración del club. También que Morales comercialice su parte en el menor tiempo posible. Xerez se encuentra en proceso concursal y depende de las decisiones de una jueza. Cualquier semejanza con los tiempos de zozobra de nuestro sufrido Racing, o ahora de Huracán y tantos otros, es pura coincidencia.

Compartir: 

Twitter
 

Uno de los pocos goles que celebró la hinchada del Xerez. Sus fanáticos no quieren al empresario “Federico”.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.