DEPORTES › ENTREVISTA CON FERNANDO SIGNORINI, PREPARADOR FISICO DE LA SELECCION ARGENTINA

“No estoy aferrado al cargo”

Uno de los colaboradores de Maradona en el Mundial pide que no se destruya todo lo construido, asegura que no será un impedimento en la continuidad del entrenador y remarca que el astro se reinventará: “Es un luchador y resurgirá en algún lugar”.

 Por Leonardo Castillo

A 20 días de la dura caída sufrida ante Alemania en el Mundial, Fernando Signorini, preparador físico en el cuerpo técnico que condujo Diego Maradona en Sudáfrica, prefiere desdramatizar la derrota y mirar hacia el futuro. “Perder es un hecho futbolístico que no puede empañar las cosas positivas que hubo en este proceso. Sería un error derribarlo todo”, señaló en diálogo con Página/12, en el cual defendió la metodología de trabajo aplicada en Pretoria, durante los 38 días de concentración. “Los jugadores llegaron cansados después de una temporada muy exigente y buscamos no saturarlos”, consideró. Además, aseguró que no quiere convertirse en “un obstáculo” que dificulte la continuidad del entrenador. “No deseo ser un impedimento para nadie, menos para Diego”, recalcó el profesor.

–¿Cuál es la primera lectura que hace de lo vivido en Su-dáfrica?

–En lo personal fue una buena experiencia, conviví con un gran grupo de trabajo y con un plantel de 23 jóvenes que siempre estuvieron predispuestos para el trabajo. Sé que circularon algunos rumores con respecto a enfrentamientos y discusiones, pero la verdad es que durante los 38 días de concentración eso no se notó. Tengo la tranquilidad de que los futbolistas hicieron y dejaron todo lo que debían para llegar más lejos, pero lamentablemente no se pudo.

–¿Y por qué?

–Muchas veces, el fútbol es un juego misterioso, plagado de imponderables. En ocasiones, las cosas se piensan de una manera y suceden de otra. En noventa minutos el candidato más firme se puede caer y el equipo que llega como punto se puede quedar con todo con la genialidad de una individualidad. Se formularon análisis muy apocalípticos y tremendistas. Lo cierto es que en el fútbol se puede planificar, entrenar bien y prepararse con seriedad, pero así y todo, se puede perder.

–¿Fue eso lo que sucedió con Alemania en Ciudad del Cabo?

–El partido se planificó de una forma y la verdad es que el gol tempranero de ellos nos complicó. Después, cuando Argentina estaba en el momento más favorable y cerca de empatar, llegó el segundo y con espacios, Alemania resultó letal. Se planteó un partido que no salió, simplemente eso.

–¿Cuál es la principal enseñanza que se extrae después de la Copa del Mundo?

–Que hay que trabajar y prepararse para jugar cada vez mejor. El equipo mostró aspectos interesantes, sobre todo en la primera rueda. En este proceso hubo cosas positivas que se deben mantener y profundizar. Sería un error derribarlo todo.

–Algunos comentaristas dijeron que, en ese partido, el equipo tuvo una merma física.

–Muchos hablan sin el conocimiento suficiente sobre lo que significa la preparación física de un equipo para la alta competencia. Se dijo, por ejemplo, que a partir de los veinte minutos del primer tiempo se notó que hubo una baja en el rendimiento físico, como si alguien hubiese tocado un interruptor que desconectara a los jugadores. Eso es algo que no tiene sustento. François Voltaire dijo una vez: “No estoy de acuerdo con lo que dice, pero daría mi vida para que usted lo pueda seguir diciendo”. Bueno, después de escuchar varios comentarios, estoy convencido de que no daría mi vida por lo que dice alguna gente.

–Entonces...

–Todo el trabajo que hicimos fue para evitar que los jugadores se resintieran después del trajín al que habían estado sometidos en sus clubes. El tema de la extenuación que acumulaban los futbolistas afectó a casi todos los planteles, incluso España, que salió campeón, tuvo problemas. Fernando Torres, Cecs Fábregas, y en alguna medida, Andrés Iniesta tuvieron dificultades con algunas lesiones. Desde lo físico, la mayoría de las selecciones hizo un trabajo similar al nuestro.

–¿Cree que en este Mundial se impuso entonces una línea que busca conjugar lo físico con lo futbolístico?

–Me parece que sí. Los grandes maestros del fútbol argentino hacían lo mismo y estaban en la senda correcta. No se puede preparar al jugador con metodologías que son propias del atletismo, en el fútbol se debe trabajar de una manera distinta. Hay que combinar lo físico con ejercicios técnicos.

–Se señaló que Julio Grondona aceptaría la continuidad de Maradona si Alejandro Mancuso y usted dejaran el cuerpo técnico.

–Son rumores, cosas que se dicen. Pero a mí, en concreto, nadie me dijo nada. Mi contrato con la AFA terminó en el Mundial. No estoy aferrado a ningún cargo. No voy a ser un impedimento y una dificultad. Llegado el caso hablaremos con Diego y veremos qué es lo mejor para él y la Selección.

–Desde lo anímico, ¿cómo se encuentra Maradona?

–Dolido. Pero se va a levantar, como hizo en otras oportunidades. Hay que imaginar a Diego como un león que se está lamiendo las heridas; se está curando para salir otra vez a dar pelea. Es un luchador. Seguramente, se reinventará a sí mismo y resurgirá en algún lugar.

–¿Cree que lo hará como DT de la Selección?

–Depende de él.

Compartir: 

Twitter

Signorini no quiere ser obstáculo en la continuidad de Maradona: “Veremos qué es lo mejor para él y la Selección”.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.