DEPORTES › BOCA Y BANFIELD IGUALARON EN EL SUR Y QUEDARON TODOS CONTENTOS

Lo que se dice empate técnico

En el medio de las negociaciones por la contratación de Falcioni, los visitantes se mostraron apenas superiores. El encuentro fue entretenido y contó con varias situaciones de gol. Hubo abrazo entre el técnico local y Pompei.

Boca no jugó mal en el Florencio Sola, buscó y generó situaciones como para llevarse el triunfo, pero no concretó y debió conformarse con un punto ante el Banfield de Julio César Falcioni, el entrenador que pretende contratar Jorge Amor Ameal para la próxima temporada.

La primera parte, si bien terminó sin goles, fue entretenida. Los jugadores de Boca, como si se tratara de un examen ante el DT de Banfield, Julio César Falcioni, candidato a ocupar el cargo que dejó vacante Claudio Borghi, salieron a jugar con determinación y ya en el comienzo generaron situaciones claras de gol: un remate de Chávez que Bologna mandó al corner; otra jugada de Chávez que cayó en el área y reclamó un penal al árbitro Maglio, quien pocos minutos más tarde tampoco cobró uno a Banfield tras un disparo de Ferreyra y una clara mano de Insaurralde, que el árbitro juzgó como casual.

De un arco al otro, así transcurrieron los minutos de la primera parte, con ambos equipos mostrando su ambición ofensiva pero fallando en la definición. Carrusca probó suerte con un remate desde 30 metros, que encontró atento al arquero García, y Monzón, de tiro libre, obligó a Bologna a dar rebote, que tomó el juvenil Araujo, pero no pudo terminarla bien. Después otra vez Carrusca se proyectó por la izquierda y desde la puerta del área sacó un tremendo derechazo que pasó muy cerca del palo derecho del arquero boquense.

Antes del descanso, Monzón volvió a exigir a Bologna de tiro libre, pero esta vez Dos Santos tomó el rebote y sacó afuera, y Banfield tuvo una chance inmejorable, tras una buena jugada de Erviti por la izquierda y un centro bajo que cruzó el área y que Ramírez no llegó a conectar con el arco libre por muy poco.

El partido fue de mayor a menor y para la segunda parte, Banfield era apenas superior a Boca, pero todo dentro de un juego desprolijo, en el que los pelotazos comenzaron a ganar terreno. El entrenador Pompei expresaba su preocupación por la caída del juego de sus dirigidos, que no tardaron en contestar. Chávez volvió a enchufarse y, apoyado por la aceptable labor de Erbes y Giménez por los laterales y del chileno Medel en el medio, Boca experimentó una leve mejoría y casi grita el primero con un remate de Giménez, que se desvió en un defensor y terminó estrellándose contra el palo izquierdo de Bologna.

Con el ingreso de Mouche, Pompei buscó más profundidad, y que el azar hiciera el resto, ya que la última vez que Boca ganó en el Florencio Sola fue en el Clausura 2008 con un gol precisamente de Mouche, en aquel partido previo al fallecimiento de Pedro Pompilio. A poco de entrar, Mouche desbordó por la izquierda y sacó un centro para que Palermo sacara un buen cabezazo que el arquero de Banfield, sin embargo, controló.

Boca dominó el trámite hasta el final, aunque no pudo romper la paridad.

Compartir: 

Twitter
 

Bustamante salta junto con Palermo, Bologna se queda con la pelota.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.