DEPORTES › SANTOS RECIBE A PEñAROL POR LA SEGUNDA FINAL DE LA LIBERTADORES

El que gane se llevará la Copa

Luego del empate sin goles de la semana pasada en Montevideo, el conjunto brasileño partirá con la mínima ventaja de la localía. Sin embargo, los uruguayos conocen el paño y, con cinco conquistas en su historia, se ilusionan con un Pacaembuazo.

Santos de Brasil y Peñarol de Uruguay, dos de los más tradicionales equipos de fútbol de Sudamérica, definirán hoy el título de la Copa Libertadores de América, que para ambos significará revivir antiguas confrontaciones por este certamen. El encuentro se jugará en el estadio Pacaembú, de San Pablo, a partir de las 21.50, y será arbitrado por el argentino Sergio Pezzotta, quien tendrá como asistentes a sus compatriotas Ricardo Casas y Hernán Maidana.

El enfrentamiento de ida, la semana pasada en Montevideo, terminó igualado sin goles, por lo que en caso de un nuevo empate se jugará una prórroga de 30 minutos y, si persiste la paridad, el título de la Libertadores 2011 se definirá por penales.

Santos podrá contar con una de sus principales figuras, el mediocampista Paulo Henrique Ganso, quien se recuperó de una lesión que le impidió estar presente en los últimos partidos. Sin embargo, el entrenador brasileño Muricy Rama-lho declinó informar si Ganso integrará la formación inicial o si ingresará durante el partido. “No estaremos enfrentando a un rival cualquiera. Peñarol es un equipo acostumbrado a luchar por el título y a conquistarlo. No hay nada definido”, aseguró el DT brasileño.

Por su parte, el equipo uruguayo conducido técnicamente por Diego Aguirre tendrá entre los titulares al delantero Juan Manuel Olivera, quien mejoró de la lesión en el brazo derecho que sufrió en Montevideo. Asimismo, Peñarol, que tendrá en la delantera al argentino Alejandro Martinuccio, apuesta todo a su tradición “copera”, ya que hasta el momento ganó cinco veces la Libertadores (1960, 1961, 1966, 1982 y 1987), todas ellas en condición de visitante. Santos, por su parte, fue campeón en 1962 y 1963, durante la “era Pelé”.

“Es obvio que hay ansiedad, porque es el partido más importante de nuestras vidas”, manifestó el DT del equipo uruguayo, quien agregó: “El Santos es favorito, pues está en una posición mejor que la nuestra. Ellos lograron empatar de visitante y ahora tienen la ventaja de jugar apoyados por su hinchada. Pero Peñarol está acostumbrado a sorprender y yo confío en mis pupilos”.

Compartir: 

Twitter
 

Bruno Aguiar (Santos) pelea la pelota con el argentino Alejandro Martinuccio (Peñarol).
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.