DEPORTES › LOS DIRIGENTES SE REUNEN MAÑANA PARA DEFINIR EL FUTURO DEL EQUIPO ARGENTINO

La Selección, en su laberinto

Mientras Batista sigue esperando una comunicación oficial para saber si sigue trabajando o no, los integrantes del Comité Ejecutivo pelean para imponer su candidato. Sabella tiene más chances, Martino corre de atrás y Bianchi suma poco consenso.

 Por Gustavo Veiga

Los caminos de Batista y Grondona ya no se cruzan. Uno espera por su futuro, el otro lo decide.
Imagen: DyN.

La AFA tiene una brújula que perdió el norte. Al promedio que va, como mínimo gastará dos técnicos por cada Mundial. Para llegar a Sudáfrica 2010, empezó con Alfio Basile en la conducción y terminó con Diego Maradona. A Brasil 2014 parece que no llegará Sergio Batista y habrá que ver cómo le irá a su sucesor. Para encontrar una situación parecida deberíamos volver al período 1969-1974 cuando se sucedieron Adolfo Pedernera, Juan José Pizzuti, Enrique Sívori y Vladislao Cap. La falta de convicción de Julio Grondona para contratar entrenadores desde José Pekerman para acá, su inclinación a tomar atajos, a elegir hombres antes por conveniencia que por proyectos de largo alcance, señalan la actualidad de un fútbol argentino a la deriva. Todo lo contrario a lo que pasó antes con César Luis Menotti y Carlos Bilardo. Ahora se piensa primero en Alejandro Sabella y en Gerardo Martino como alternativa. Si Carlos Bianchi, se suma a la lista, es porque su hijo Mauro desempolvó su candidatura sin ruborizarse, y no porque la dirigencia haya considerado su trayectoria exitosa. Hasta se pensó en Josep Guardiola por la sólida relación profesional y personal que mantiene con Messi. Un combo de nombres que estimula la idea de una búsqueda desesperada antes que una decisión meditada.

El 4 de noviembre de 2008, el presidente de la AFA presentaba a Maradona con la idea de conseguir esos “diez o quince centavos que nos vienen faltando para el peso”. Con esa reflexión abrió la conferencia de prensa. Diego había sido el elegido y se vislumbraban tiempos de adrenalina pura en la Selección. La moneda de un peso nunca se completó, Alemania sepultó con un 4-0 lapidario las chances argentinas en Su-dáfrica y la jugada que armó Grondona con su hijo Humberto y Carlos Bilardo terminó con un terrible gol en contra. Era el segundo Mundial con Messi en el equipo y nos quedamos afuera. Cuando Maradona se insinuaba como el mejor del mundo, Argentina perdió el de España ’82, pero ganó el siguiente en México. La desazón que provoca el paralelo –se entiende– resulta muy obvia. Pero el futuro podría ser peor. Las Eliminatorias que comienzan en octubre se antojan un viaje por un camino de cornisa hacia el 2014. “Si empatamos tres partidos de local como pasó en la Copa América, quizá nos quedemos afuera”, concluyó un pesimista cercano a don Julio. La mayoría de los dirigentes que quieren despedir a Batista seguramente lo hicieron.

Cuando Maradona, resistido, se alejó a regañadientes de la Selección, y antes de que su sucesor quedara confirmado en el cargo, hubo un sondeo con Guardiola, ganador de todos los títulos posibles con el Barcelona. No fue por los canales habituales, de dirigentes a entrenador. Sí por intermedio de Jorge Messi, el padre de Lio, que de manera informal conversó con el técnico del Barcelona. La respuesta no lo descolocó, al contrario. El catalán le dijo que le hubiera gustado cambiar de aire, que lo apasionaba el desafío. Pero los tiempos no dieron, como ahora tampoco. El diálogo lo avala una fuente a prueba de desmentidas. Y tiene un antecedente: en septiembre de 2009, cuando la Selección peligraba su participación en el Mundial de Sudáfrica, también se pensó en Guardiola. Lo publicó Marca, el diario deportivo español.

Si mañana prescinden de Batista como se descuenta (no parece posible hacer lo mismo con Bilardo y Humberto Grondona, pese a que pusieron sus renuncias a disposición de la AFA), el candidato que emerge para reemplazarlo es Sabella. Con una propuesta para trabajar en el Al Jazira de Emiratos Arabes, el ex DT de Estudiantes ya se estaba despidiendo de la Argentina. También su grupo de colaboradores formado por Julián Camino, Claudio Gugnali y el profesor Pablo Blanco. Lo que no está claro es si firmó el contrato que lo ligaría a su nuevo club en el país donde también dirigirá Maradona. Sabella sería el preferido de Grondona por su perfil bajo y la positiva campaña que realizó en Estudiantes.

Martino es el otro técnico con chances. Lo apuntala en primer término Guillermo Lorente, el presidente de Newell’s y un grupo de clubes que elogian su trabajo al frente de la selección paraguaya. En la última conferencia de prensa antes de la final de la Copa América, el entrenador respondió algo esperable: “Sería de mal gusto tocar ese tema ahora”. Pero vale tomar en cuenta un tramo de la entrevista que le hizo el periodista Fernando Pacini en la revista Un Caño, de julio, donde le preguntó: “¿Sueña con dirigir a Newell’s y a la Selección argentina?”. Martino respondió: “Las dos cosas. Hay un deseo que tuve siempre, que es dirigir a Newell’s, que es mucho más terrenal. Y hay otro que tiene que ver con la Selección, que con el paso del tiempo y acorde con cómo evolucionó mi carrera, está más cerca que hace cinco años...”.

Por las variantes de Sabella o Martino se inclinarían los presidentes o vices que ya hicieron pública, con matices, su oposición a Batista: Fernando Raffaini (Vélez) –el primero que cuestionó su contratación en 2010–, Germán Lerche (Colón), Juan Carlos Crespi (Boca), Carlos Portell (Banfield), Luis Spahn (Unión), Jorge Miadosqui (San Martín de San Juan), Armando Pérez (Belgrano) y Noray Nakis (Deportivo Armenio), quienes representan la opinión de la mayoría. El del club cordobés fue el más contundente: “No estamos conformes con el trabajo de Batista. La decisión hay que tomarla ahora que tenemos todo el proceso de Eliminatorias por delante”. El grupo que sostiene al técnico actual lo encabeza Luis Segura (Argentinos), con el respaldo de Roberto Bugallo (All Boys) y Julio Grondona (h) (Arsenal).

La Comisión de Selecciones tiene previsto reunirse mañana con el presidente de la AFA antes de que el Comité Ejecutivo defina el futuro de Batista. De ella saldrá un dictamen que puede resultar clave para su continuidad en el cargo. Sus integrantes están divididos: el secretario de Selecciones Nacionales, Segura y Grondona (h) bancan al entrenador con ciertas condiciones; Crespi y Nakis no. El vice de River, Diego Turnes, completa la nómina. Puede deducirse que votará por Sabella, el ex ayudante de campo de Daniel Passarella en la Selección.

Sí está mucho más claro que a la ratificación o el despido de Batista –hoy decepcionado por la falta de respaldo explícito– le seguirá la salida de los técnicos que dirigen a las selecciones juveniles. Los resultados, pero sobre todo el juego demostrado tras la insuperable tarea de Pekerman, persuadieron a Grondona de hacer cambios. Para ratificar o no al técnico principal escuchará lo que dicen sus pares, aunque el escenario ideal para la cúpula de la AFA sería que Batista se vaya solo. Para empezar, ya lo dejaron así desde la eliminación por penales con Uruguay. Sabella, Martino y Bianchi son los candidatos, cada uno con su respectivo consenso. En la decisión que se adopte no debería pesar la demorada ilusión de ganar un nuevo Mundial.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared