DEPORTES › BOCA NO JUGO BIEN Y CAYO EN BARCELONA POR 3-1 FRENTE AL ESPANYOL

Lo dejaron hablando en catalán

En el equipo de Falcioni hicieron su debut desde el arranque los refuerzos Cvitanich, autor del tanto xeneize, Schiavi y Orion, mientras que en la segunda parte ingresó Sosa. El ex Huracán Osvaldo hizo dos y fue figura.

Julio César Falcioni tuvo la oportunidad de probar por primera vez en la pretemporada al Boca que intentará ser protagonista del Apertura. Sin embargo, ayer continuó la misma sintonía que sostuvo a lo largo del Clausura al caer 3-1 ante el Espanyol de Barcelona en el inicio de su gira europea. El debut goleador de Darío Cvitanich poco aportó en un contexto en el que, fundamentalmente en el complemento, el elenco catalán se aprovechó de los repetidos errores defensivos de su rival, que todavía parece no poder corregir.

El encuentro comenzó sin ritmo, con poco juego y cierta lentitud de mitad del campo hacia delante. Con ese panorama, el entrenador pudo observar con especial atención el ensamble de la defensa, el principal problema de su equipo durante el último torneo. En el arco hizo su presentación Agustín Orion, que con sobriedad supo responder cada vez que lo inquietaron. Quien también se destacó fue Rolando Schiavi. El marcador central volvió al club y absorbió toda la responsabilidad en la última línea con su voz de mando. Seguro para salir a cortar, fue clave para evitar que el circuito futbolístico del Espanyol tomara forma durante la etapa inicial.

Por su parte, pese a la escasa movilidad en el ataque, el que logró recuperar parcialmente su nivel fue Juan Román Riquelme. Encontró el pase justo y liberó cada vez que pudo a los laterales. Aun así, le faltó decisión para llegar al arco rival. Misma situación evidenció Darío Cvitanich, el otro refuerzo que hizo su debut, quien estuvo prácticamente ausente en la primera parte al salir constantemente del área.

Pero si el fútbol resultaba intrascendente en el comienzo, cambió drásticamente en el complemento. El conjunto de la Ribera creció en actitud y buscó alternativas para sacarse la modorra de encima. Y lo consiguió a los 55 minutos cuando Cvitanich conectó un centro de Facundo Roncaglia y abrió el marcador.

Boca tomó confianza y se soltó. Halló los espacios que necesitaba y tuvo chances para sumar algún gol más, pero cuando menos lo merecía, Espanyol reaccionó. A los 63 minutos, Osvaldo se escapó de su marca y se tiró en el área ante la presencia de Schiavi: el árbitro cobró un penal inexistente que le permitió al ex Huracán empatar el partido.

Falcioni realizó modificaciones para un mayor peso ofensivo, pero el desequilibrio lo padeció atrás. Ante una defensa estática, al Espanyol se le hizo sencillo encontrar la ventaja. A los 78, otra vez Osvaldo aprovechó con su oportunismo la falta de reacción de Schiavi. Sin respuesta, para el final quedó un nuevo penal, con el que Verdú selló el 3-1. El sábado, Boca buscará revancha en Londres, cuando visite a Arsenal en su segundo compromiso de cara al Apertura.

Compartir: 

Twitter
 

Cvitanich intenta controlar la pelota ante la presión de Moreno.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.