DEPORTES › SE PONE EN MARCHA LA PREMIER LEAGUE INGLESA

Otra que campeonato económico

Las deudas de los equipos que juegan el torneo más rico del mundo llegaron en la última edición a casi 400 millones de libras. El Manchester City de los argentinos, responsable de casi la mitad de esa deuda, casi no gastó en incorporaciones.

 Por Pablo Vignone

A simple vista, nomás, la Premier League inglesa es muy distinta al fútbol argentino de entrecasa. Grandes espectáculos, los futbolistas más exquisitos, equipos rutilantes y seguridad desbordante para los espectadores caracterizan la mejor liga del planeta, pero en algo se parece al fútbol local: el tamaño de sus deudas. Los veinte clubes de la Premier perdieron en la temporada pasada unos 392 millones de libras (más de 3100 millones de pesos) y, para salir campeón después de más de 40 años, con tres argentinos a bordo, el Manchester City incurrió en la máxima deuda de la historia del fútbol, unos 200 millones de libras, más de 1500 millones de pesos.

Con sueldos como el de Carlos Tevez, que cobra unas 250 mil libras semanales (unos dos millones de pesos), no es sorprendente que el campeón del fútbol inglés haya incurrido en semejantes pérdidas. Las afronta el jeque Mansour bin Zayed al Nahyan, que compró el club hace tres años, lo vio jugar sólo una vez en el campo de juego y lleva gastado ya un billón de libras (algo así como 8000 millones de pesos) en el berretín.

Lo que sí es sorprendente es el nivel de pérdidas en un fútbol que se exporta televisivamente a todo el mundo y que tiene más hinchas en Asia que en el resto del mundo. Durante la temporada 2011/12, los veinte clubes de la Premier movieron 2200 millones de libras; recibieron 1500 millones de libras por los derechos de televisación de los partidos al exterior, pero se gastaron todo ese dinero en sueldos y premios para los jugadores. En el balance, la pérdida colectiva de casi 400 millones se debe, básicamente, a que catorce de los veinte clubes tuvieron un ejercicio deficitario: el City fue sólo la punta del iceberg.

El Chelsea, campeón de Europa y propiedad de otro millonario, el ruso Roman Abramovich, sigue al City en la lista roja. Perdió 68 millones de libras (más de 500 millones de pesos) en la pasada temporada; Abramovich ya había insuflado 94 millones en la pasada temporada. El Liverpool, que no ganó una sola Premier League en los últimos veinte años, perdió 49 millones y quedó tercero en esa campaña deficitaria.

Por el contrario, el Manchester United, el equipo más popular de la Premier fuera de Inglaterra (le han calculado más de 100 millones de hinchas), amasó una pequeña ganancia, de dimensión reducida para la repercusión que los Diablos Rojos alcanzaban en el mundo. Pero los 12 millones de libras de beneficio se lograron luego de devolver 50 millones en concepto de intereses por el préstamo que la familia Glazer tomó para comprar el club en 2005.

La idea de fair play financiero, que alienta la Unión Europea de fútbol para sus torneos y que con tanto rigor se aplica en la Bundesliga alemana (que también arranca este fin de semana) no es bien recibida en Inglaterra, a la luz de los números. “El fair play financiero puede ser algo bueno para el fútbol si asegura que las deudas se mantienen a un nivel razonable y sustentable”, citó The Guardian al dueño del Wigan, Dave Whelan. En la Argentina, ya se sabe, ése es un concepto ilusorio: los clubes que más se endeudan no reciben castigo y los que cuidan el dinero no son beneficiados por su comportamiento.

Pero si los clubes ingleses clasificados para la Champions League o la Europa League de este año quieren jugar esos torneos, deben mostrar finanzas saneadas. El City jugará la Champions: ¿Qué libros mostrará a los sabuesos de Michel Platini?

Por lo pronto, el club celeste mantuvo una austera política en materia de incorporaciones para esta temporada (ver aparte) y, de paso, aumentó en promedio el precio de sus entradas un 9 por ciento para la próxima temporada, un incremento menor que el que sufrieron en la Argentina las generales de Primera: de 50 a 60 pesos, el 20 por ciento. La entrada más barata para el Etihad Stadium cuesta, para toda la temporada, unas 275 libras (unos 2200 pesos, algo así como 115 pesos por encuentro), aunque la ubicación dista de ser privilegiada; los mejores tickets se renuevan a un valor de 745 libras (casi 6000 pesos), en la segunda bandeja del estadio. Para aceitar la venta, el club recuerda que en la temporada pasada, el equipo de Agüero y compañía ganó 18 de los 19 partidos que disputó como local.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Agüero, figura del Manchester City campeón, vuelve a jugar.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.