DEPORTES › JUAN MóNACO AVANZó A LA SEGUNDA RONDA DEL TORNEO DE TOKIO

Pico quiere estirar la racha

Luego de ganar el certamen de Malasia la semana pasada, el tandilense sigue mostrando un gran nivel y ayer venció en sets corridos al búlgaro Dimitrov. Su próximo rival es el chipriota Baghdatis. En Beijing, Berlocq quedó eliminado ante Novak Djokovic.

La confianza es uno de los aspectos más necesarios en el mundo del tenis. Y motivado tras obtener la semana pasada su primer título en cemento en Kuala Lumpur, Malasia, Juan Mónaco (10º) sigue su camino arrollador en el circuito. Ayer a la madrugada vapuleó 6-2 y 6-1 en apenas 50 minutos de juego al ruso Grigor Dimitrov (60º) en su debut en el ATP 500 de Tokio. Su rival en la siguiente ronda será el chipriota Marcos Baghdatis.

El tandilense, que cumple con su mejor temporada en el circuito desde que se convirtió en profesional en 2002, no tuvo problemas para despachar en sets corridos al europeo, que estuvo muy errático durante todo el encuentro. Mónaco, que esta semana regresó nuevamente al top-ten, estuvo intratable dentro de la cancha. Logró un 72 por ciento de eficacia con su primer saque, un 67 con el segundo servicio, sumó tres aces, asestó 35 tiros ganadores, cometió apenas ocho errores no forzados y quebró cinco veces el saque de su rival.

En segunda ronda, el argentino tenía previsto jugar cerca de las 5, en tercer turno, ante Baghdatis (46º), quien eliminó al ucraniano Sergiy Stakhovsky (95º) por 7-6 (3) y 7-5. El historial entre ambos favorece al tandilense, que ganó el único enfrentamiento previo. Justamente, la victoria del argentino fue en la primera ronda de Roland Garros 2009, por un 6-3, 6-2, 6-4.

Por otro lado, el que no sonrió fue Carlos Berlocq (50º), que poco pudo hacer ante el serbio Novak Djokovic. El número dos del mundo no le dio chances al argentino y lo derrotó 6-1, 6-3 por la segunda ronda del ATP 500 de Beijing, China, que se disputa sobre canchas duras. “No jugué mal, pero Djokovic está en otro nivel”, admitió el bonaerense.

Berlocq, parte del equipo argentino de Copa Davis que cayó hace dos semanas ante República Checa por las semifinales de la Copa Davis, se encontró con un Djokovic muy sobrio, que no exhibió fisuras en su juego y que se quedó con el encuentro en apenas una hora y quince minutos de juego. Este fue el segundo enfrentamiento entre ambos, cuyo primer antecedente también fue derrota del argentino en el US Open 2011 en sets corridos por un contundente 6-0, 6-0, 6-2.

Compartir: 

Twitter
 

Mónaco se volvió a mostrar muy sólido en el cemento asiático.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.