DEPORTES › LAS SENSACIONES DE SABELLA Y LO QUE LE FALTA A LA SELECCION ARGENTINA

Gana, pero no se siente muy cómodo

Con elogiable honestidad, el entrenador reconoció su sentimiento al alinear un equipo con tamaño poder ofensivo. “Jugar al golpe por golpe no es lo que más me gusta, pero hay que adecuarse a los jugadores que se tienen.”

 Por Facundo Martínez

Higuaín abraza a Messi. Los rodean Gago, Mascherano, Agüero y Di María, todo el poder ofensivo de Argentina.
Imagen: EFE.

El entrenador de la Selección, Alejandro Sabella, admitió ayer que el esquema táctico que utilizó en esta última fecha doble de las Eliminatorias, que se reanudarán recién en marzo de 2013, con tres delanteros no es el que más le gusta, pero también reconoció que con los jugadores que tiene “debe ser inteligente” y no desaprovechar el fabuloso poder de fuego que le brindan Lionel Messi y Gonzalo Higuaín, ambos en la cima de la tabla de goleadores del torneo, y Sergio Agüero, quien por desequilibrio y velocidad es la otra pieza clave del ataque argentino. “Me deja mucha tranquilidad la potencialidad ofensiva que tenemos, cuando hay momentos de zozobra y hay preocupación, uno sabe que ese poderío arriba lastima al rival”, remarcó el DT.

Los tres puntas, apoyados por Fernando Gago y Javier Mascherano –“hacen una pareja fantástica” en palabras del DT– y el abastecimiento de Angel Di María, otro jugador criterioso y de buen pie, fueron claves en las últimas dos victorias, ante Uruguay, en Mendoza, y ante Chile, en Santiago. Sin embargo, hubo una gran diferencia entre esos dos partidos. En el primero, los visitantes prácticamente resignaron el ataque y eso le permitió al equipo nacional lucirse hasta enamorar a los hinchas. Pero en Santiago, el seleccionado que dirige Claudio Borghi tuvo una actitud radicalmente distinta de la del Maestro Tabárez, salió a presionar a la Argentina y la atacó insistentemente por las bandas y por el centro. El resultado fue bastante abrumador. Los chilenos generaron una cadena de situaciones claras de gol y convirtieron al arquero Sergio Romero en figura, mientras los argentinos no encontraban la pelota.

“A veces jugamos al golpe por golpe. No es lo que más me gusta, pero uno como entrenador debe ser inteligente para adecuarse a los jugadores que tiene”, manifestó ayer Sabella a Radio La Red. Hay aquí una cuestión central, y más si se tiene en cuenta que el entrenador es un defensor de la idea de parar en la cancha un “equipo equilibrado”. Algo que recién pudo lograr frente a Chile, cuando el partido estaba prácticamente definido, con el ingreso de Pablo Guiñazú por un golpeado Higuaín.

El tan mentado equilibrio no comulga precisamente con la idea futbolística de Messi, el astro principal del equipo, quien suele resaltar el poder de fuego que tiene la Selección por estos días. Una idea que comparten, por supuesto, otros jugadores como Romero, quien tras el triunfo en Santiago destacó que “los de arriba son de otro planeta. Al principio era Messi solo, pero ahora sabemos que cualquiera de ellos (por Higuaín, Agüero o Angel Di María) puede hacer lo que quiera”.

Sabella es consciente de eso. “Somos todos una familia con un objetivo. No escuchar al otro es un síntoma de soberbia y de falta de inteligencia”, admite, y destaca: “Tenemos delanteros de una jerarquía enorme que fabrican la jugada y no perdonan”. Sin embargo, al mismo tiempo, el entrenador reconoce que con estos intérpretes el equipo tiene un problema “estructural”. El problema, dice, “de la manta corta”: cuando uno se tapa la cabeza, se destapa los pies. Es precisamente por este aparente desequibilibrio que la Selección sale a jugar “al golpe por golpe”, según concluyó el DT.

Sabella sufre el tajante desoblamiento de su idea del equilibrio. Pero, como si el fútbol escondiera algún secreto, antes de reconocer las debilidades propias (algo que Marcelo Bielsa hacía hasta por deporte), prefiere patear la pelota para afuera. “Tenemos defectos, pero los arreglamos en la intimidad. No lo hacemos en público porque no nos conviene”, dice convencido. En el fondo, Sabella es custodio de una verdad que a todas luces lo trasciende, su debilidad es también su fortaleza, diría Heráclito, el oscuro.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.