DEPORTES › CON NUEVE PUNTOS MAS

Mundial a la vista

 Por Pablo Vignone

Por Pablo Vignone

La situación de la Selección Argentina es tan desahogada en la tabla de posiciones de las Eliminatorias Sudamericanas que hasta perdiendo más puntos que los que gane en los siete partidos que le restan jugar, se habrá clasificado al Mundial de Brasil. Un alivio evidente que puede ser útil para quitarle presión al equipo y trabajar en la búsqueda de la solidez a la que aspira el entrenador y de las variantes que se le reclaman para no depender en extremo de la genialidad de Lionel Messi.

“Ganamos seis puntos importantísimos para cumplir el objetivo de llegar a Brasil 2014, porque fueron dos rivales complicados. Además empató Ecuador y vamos a volver en marzo con mayor tranquilidad”, señaló el astro del fútbol argentino. El panorama es atractivo. Después de terminada la primera fecha de las revanchas y restando ocho para el final de las Eliminatorias, todo quedó bastante claro en la tabla, con tres grupos definidos:

Hay cuatro puntos de diferencia entre cada uno de los tríos en que quedó “dividida” la tabla. A todas las selecciones les quedan por disputar siete encuentros, salvo a Colombia, que el martes quedó libre y tiene, en consecuencia, ocho partidos por delante.

La sensación generalizada es que el primer grupo está prácticamente clasificado, en el segundo pelean por la cuarta plaza al Mundial y el derecho al repechaje y que los equipos que integran el tercer grupo están más allá de toda esperanza. ¿Qué tendría que ocurrir para que la Argentina se quedara fuera del Mundial?

Para saberlo es preciso trazar el peor escenario para el conjunto nacional. A saber:

1. La Argentina pierde todos sus compromisos con los equipos que están peleando la clasificación, menos Chile, que ya no se enfrenta más con el equipo de Sabella en las Eliminatorias. Así, en ese caso hipotético, Ecuador, Colombia, Uruguay y Venezuela sumarían tres puntos más (y concediendo la fantasía de que los venezolanos pueden derrotar a Messi y Cía. como visitantes en marzo próximo...).

2. Esos cinco perseguidores de la Argentina sacan la mayor cantidad de puntos enfrentándose entre sí. Los cinco (Ecuador, Colombia, Uruguay, Chile y Venezuela), que juegan cuatro partidos cada uno (con una excepción). En el caso más desfavorable para la Argentina (que todos acumulen un buena cantidad de unidades para superar al conjunto albiceleste en la tabla), suman 6 puntos cada uno (ganan dos partidos, pierden los otros dos). La única excepción es el partido Venezuela-Ecuador, que ya se jugó el martes, con un empate 1-1. Por esa razón, Venezuela (que era el local) solo suma tres puntos.

3. Esos cinco equipos superan todos a los tres del último grupo (peruanos, bolivianos y paraguayos), sumando 9 puntos más, salvo Uruguay, que ya perdió con Bolivia, y sólo suma 6.

Así se completa el fixture en las condiciones más desfavorables para la Argentina y la tabla de posiciones tendría esta forma:

A la Argentina le quedan sus tres partidos con el tercer grupo, visitando a Bolivia (en la 12ª fecha, el 26 de marzo de 2013), a Paraguay (en la 16ª) y recibiendo a Perú (en la 17ª). Si gana esos tres compromisos (teniendo en cuenta que, de acuerdo con el panorama trazado hipotéticamente, pierde los cuatro encuentros restantes y dejó 16 unidades en el camino), adiciona nueve puntos. Entonces, la tabla queda definitivamente así en la vanguardia:

En el tercer lugar, la Argentina se clasifica cómodamente al Mundial. Aunque éstas son presunciones ideales, puede argumentarse que la condición impuesta de superar a Bolivia en La Paz o a Paraguay en Asunción enfrenta sus dificultades. Pero se concedió antes que Venezuela le gana a la Argentina como visitante; además, los partidos contra Paraguay y Perú se jugarán en una instancia en la cual probablemente esas dos selecciones ya estén eliminadas.

Lo concreto es que, aun en el peor escenario posible para la Argentina, sumar 9 de los 21 que le quedan por disputar (apenas el 43 por ciento de eficacia) le alcanza para asegurarse el pasaje al Mundial, como muestran los cálculos. Hasta aquí, logró el 66 por ciento de eficacia (20 puntos en 10 partidos, que pudieron ser más de no haber salido a defenderse en Venezuela), lo que deja un buen margen de maniobra.

Es decir, la Selección Argentina puede salir a jugar sabiéndose menos presionada por acumular puntos y poniendo especial atención en el desarrollo de variantes y en la consolidación de su funcionamiento, especialmente del medio hacia atrás, más allá de los nombres.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.