EL PAíS › REUNION DE LORENZINO CON LA UNION INDUSTRIAL

La competitividad otra vez en la mesa

 Por David Cufré

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, visitó ayer la sede de la Unión Industrial Argentina. Las autoridades de la entidad le describieron un panorama de amesetamiento del sector fabril, con algunos rubros que dependen del mercado interno en mejor posición y otros más volcados a la exportación que encuentran dificultades para colocar sus productos, tanto por una “pérdida de competitividad” cambiaria, en palabras de los industriales, como por el clima recesivo internacional. También le plantearon que la medida que obliga a algunas empresas que venden al exterior a liquidar sus divisas en quince días ocasiona grandes perjuicios financieros. El ministro contestó que esa exigencia se fue flexibilizando para distintos sectores y se seguirá por esa vía, aunque aclaró que el tema lo maneja el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

José de Mendiguren, presidente de la UIA, recibió a Lorenzino y después mantuvo una charla a solas en la que le insistió en la pérdida de competitividad que muestran algunos sectores industriales. La razón que esgrimen los empresarios es el deterioro cambiario a causa de la inflación y el consecuente aumento de costos, incluidos los laborales. Las restricciones cambiarias, por otra parte, retraen inversiones de empresas multinacionales que no tienen certezas de los tiempos para poder girar parte de sus utilidades a las casas matrices. Esa es la visión que domina en la UIA, que de todos modos reconoce que el mercado interno permite sostener un buen nivel de actividad, más allá de algunas bajas.

Mendiguren estuvo acompañado por otras autoridades de la UIA, como Federico Nicholson, Juan Carlos Sacco y Cristiano Rattazzi. Este último, presidente de Fiat Argentina, fue saludado por sus pares porque ayer fue elegido por unanimidad como nuevo titular de Adefa, la cámara de terminales automotrices. El empresario tiene una relación zigzagueante con el Gobierno y no se baja de la defensa de las ideas neoliberales.

Lorenzino hizo un repaso de las expectativas para 2013, en base a las líneas básicas del proyecto de Presupuesto que se debate en el Congreso. Allí se plantea que la economía acelerará su nivel de crecimiento, hasta 4,4 por ciento. El ministro justificó las trabas a la compra de dólares en la necesidad de cuidar las divisas para pagos de deuda y de importaciones, mientras se desarrolla un paulatino proceso de industrialización y sustitución de importaciones.

“La reunión fue buena. El ministro siempre tiene presente nuestros planteos, por eso fuimos repasando la evolución de los sectores, cómo se están resolviendo distintos inconvenientes y las formas en que se puede continuar en cada uno de ellos”, resumió una fuente industrial.

Compartir: 

Twitter
 

Lorenzino, ministro de Economía.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.