DEPORTES › TENIS EL EX NUMERO UNO DEL MUNDO DELEITO AL PUBLICO CON SU EXHIBICION EN TIGRE

La magia de Federer cautivó a todos

Por más que Juan Martín Del Potro se quedó con el desafío en tres sets, el suizo mostró su talento y carisma para deslumbrar al público argentino, pese a que hubo problemas organizativos que retrasaron 40 minutos el inicio del show.

 Por Facundo Martínez

Los argentinos conocieron ayer a otro Roger Federer, no el frío, calculador y perfeccionista que suelen ver por la televisión, sino a un Federer carismático y agradable, que se rió con ellos, que festejó sus chistes y hasta que se animó a arengarlos en distintos pasaje del partido, que terminó perdiendo con Juan Martín Del Potro por 3-6, 6-3, 6-4.

Pero no fue fácil para el público encontrarse con Federer. Su ingreso al court se demoró casi 40 minutos debido a una falla en la estructura del estadio que obligó a la evacuación del sector medio de la platea A. El incidente y el mal manejo de la situación del presentador del acontecimiento, Jorge Rial, provocaron el repudio de los presentes y constantes silbidos cada vez que el conductor televisivo tomaba la palabra.

También fue objeto del hostigamiento del público el juez Norberto Oyarbide, no precisamente en reclamo de la tan mentada independencia de poder. Recién cuando se inició el partido, ese clima hostil se transformó en alegría y disfrute por el juego que comenzaban a exhibir los dos protagonistas estelares de la noche.

Con su padre mirándolo desde la primera fila, Federer devolvió la ovación del público con un aplauso. Durante el partido, esa escena se iba a repetir una y otra vez. La empatía era absoluta. El encuentro también entregaba lo suyo, porque se jugaba con intensidad, sobre todo el primer set, con muy buenos puntos de ambos lados, que eran festejados fervorosamente por los presentes. Igual había tiempo para algunos lujos, como cuando el suizo les entregaba con precisión de golfista las pelotitas a los ball boys ubicados del otro lado de la cancha. Recién en el tercer set fue perdiendo precisión, lo que decantó en el triunfo de Del Potro.

“Estoy agradecido y disfruté mucho del partido”, dijo Federer, rodeado por cinco de los 25 patovicas que lo custodiaban, hasta se dio el gusto de firmarles autógrafos a aquellos afortunados que le podían hacer llegar a sus papeles entre el cuerpo de los grandotes.

Compartir: 

Twitter
 

Del Potro y Federer dieron un gran espectáculo, jugando distendidos pero con intensidad.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared